Ucrania

¡El último número de nuestro boletín Informe OC ya está disponible! En este número encontrarán historias sobre objeción de conciencia y reclutamiento de Ucrania, Turquía, Eritrea, Alemania, Estados Unidos, Azerbaiyán, Tailandia, entre otros.

El Movimiento Pacifista Ucraniano condena el proyecto de ley 3553, recientemente enviado al parlamento por el Presidente Zelensky. Si el parlamento aprueba el proyecto de ley, Ucrania se enfrentará a un mayor derramamiento de sangre, el crimen aumentará, y nuestra economía caerá en una miseria y unas sombras más profundas. Miles más de ciudadanos ucranianos buscarán asilo en el extranjero, lejos de la guerra y la violencia que destruyen su forma de vida pacífica.

El Movimiento Pacifista Ucraniano (MPU), afiliado a la IRG, publicó una declaración en la que condenaba un proyecto de ley que introducía "elementos intolerables de la dictadura militar" en Ucrania. El MPU dijo que el proyecto de ley 3553, propuesto por el presidente Volodymyr Zelensky, introduce el registro militar obligatorio para el empleo, así como multas draconianas y encarcelamiento para los objetores de conciencia y los que se solidarizan con ellos.

Las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia reclutaron a un número récord de 3.300 hombres locales de Crimea ocupada en su última campaña de reclutamiento, según un informe reciente de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). Según el informe, desde 2017, 29 residentes de Crimea han sido condenados por evasión de reclutamiento, que se castiga con hasta dos años de prisión de acuerdo con la ley rusa.

Durante muchos años, parecía que el servicio militar obligatorio estaba a punto de desaparecer. Pero en los últimos cinco años, la imagen ha cambiado: Noruega extendió el servicio militar obligatorio para las mujeres; Suecia ha reintroducido el servicio militar obligatorio para todos; Ucrania, Georgia, Lituania y Kuwait han reintroducido el servicio militar obligatorio para hombres después de breves hiatos; Qatar y los Emiratos Árabes Unidos han introducido el servicio militar obligatorio por primera vez. Vemos por qué los gobiernos recurren a la compulsión para llenar sus ejércitos, y lo que esto significa para los movimientos pacifistas.

Roslan Kotsaba, un periodista de Ucrania que fue acusado anteriormente de alta traición por negarse a hacer el servicio militar y estuvo detenido durante más de 15 meses, fue puesto en libertad el 14 de julio por orden del Tribunal de Apelación de la región de Ivano-Frankivsk.

El 14de julio, los objetorxs de conciencia Tair Kaminer y Ruslan Kotsaba – en Ucrania e Israel respectivamente- fueron puestos en libertad. El periodista Ruslan Kotsaba, que se negó a ser reclutado, quedó en libertad tras una apelación después de haber sido acusado inicialmente por traición. El juez determinó que no había evidencia para condenarlo, y ordenó su libertad inmediata. En Israel, Tair Kaminer, que se había negado a ser reclutada, fue exonerada del ejército por 'mal comportamiento'. Pasó más de 150 días en prisión por su negativa. La objetora de conciencia Omri Baranes sigue atravesando por el proceso de ser repetidamente convocada, encarcelada, puesta en libertad y convocada. Firma para apoyarla a ella y a otros objetores de conciencia aquí. Negarse a matar no es un delito.

Leer más...

El Gobierno ucraniano ha adoptado la Ley 4020 sobre la llamada a filas. Esta ley, promovida por el presidente Poroshenko, permite al presidente, en circunstancias excepcionales, como por ejemplo una movilización militar, notificar la llamada a filas con tan sólo un mes de antelación.

Sin embargo, los objetores de conciencia que deseen solicitar un servicio alternativo necesitan comunicarlo dos meses antes de su llamada a filas. Así que, en teoría, no podrían beneficiarse del derecho al servicio alternativo si solicitan esta práctica.

El periodista y objetor de conciencia Ruslan Kotsaba está siendo juzgado en Ivano-Frankivsk. Ruslan lleva encarcelado casi un año, acusado de traición y obstrucción al ejército. En un vídeo dirigido al Presidente Ucraniano, declaró su negación a incorporarse a filas, diciendo que prefería ir a la cárcel cinco años antes que apuntar con un arma a sus "compatriotas del este". Animó a sus conciudadanos varones a negarse a incorporarse a filas. La ley ucraniana no perminte a las personas individualmente negarse a hacer el servicio militar, sino que este derecho está reservado a un pequeño grupo de minorías religiosas. Podría enfrentarse a 15 años de cárcel. Observadores de DFG-VK estuvieron presentes, y se concentraron a las puertas del juzgado. El juicio continua.

En el juicio de Vitaliy Shalaiko, un Testigo de Jehová, el Tribunal Supremo de Ucrania ha confirmado el derecho de los objetores de conciencia a rechazar ser alistados en el ejército incluso en tiempos de guerra. A los objetores de conciencia se les permitirá hacer un servicio alternativo en lugar de ser reclutados. También en Ucrania, el Presidente Petro Poroshenko ha declarado que la edad para ser llamado a filas aumentará de los 18 a los 20 años, y que a los reclutas no se les hará combatir en zonas de operaciones antiterroristas. Añadió que el ejército tenderá a tener más soldados profesionales.  

El 18 de junio, el ejército ucraniano comenzó su sexta oleada de conscripciones. Esta sigue a varias "olas" de conscripciones que tienen como objetivo el aumento del ejército ucraniano en 50.000 personas – un proceso que solo ha tenido un éxito del 50%, con muchas deserciones, y gente yéndose a trabajar al extranjero para evitar el reclutamiento. Peter Mehed, el Ministro de Defensa en funciones, ha dicho que tendrían lugar nuevas oleadas de reclutamientos si el ejército no conseguía su objetivo esta vez.

Suscribirse a Ucrania