Editorial

en
es

Se acerca el día de los prisioneros por la paz, y leyendo sobre el estado de la objeción de conciencia y la conscripción en diferentes partes del mundo, es triste ver que después de más de 60 años después del establecimiento del “Día de los Prisioneros por la Paz”, todavía es tan relevante.

En los últimos meses ha habido pequeños avances, tales como La decisión del Trubnal Supremo de Ucrania y de tribunales de Corea del Sur que han reorganizado el derecho a la OC, Yiannis Glarnetatzis, un Testigo de Jehová de Grecia que ha sido declarado inocente (aunque solo por razones de procedimiento) y las personas gais de Turquía que se han visto liberadas del servicio militar sin tener que pasar por revisiones humillantes.

Es muy evidente en este informe de OC que la militarización de un país afecta a toda la región. Bien sean los países del este de Europa que, por miedo a Rusia, prolongan la conscripción, como Lituania, o que hablan de reintroducir la conscripción, como Letonia. O bien la guerra civil en Siria que ha hecho que varias autoridades de la zona hayan forzado el reclutamiento para combatirse mutuamente.

En algunos países, la gente está encontrando formas creativas de evadir el reclutamiento en lugar de declarar su objeción de conciencia a servir en el ejército. Ejemplos de ello son la gente de Corea del Sur que está renunciando a su nacionalidad o tatuándose el cuerpo, los sirios que buscan refugio en Europa, y kurdos de Siria que se están llendo a Iraq.

Yo realmente espero que para el año que viene deje de haber presos por la paz, pero mientras tanto, escribe una carta, y apoya a esta gente que ha actuado contra la guerra sacrificando su propia libertad.

Taya Govreen-Segal

Programmes & Projects
Theme

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.