Editorial

en
es

La lucha individual de los objetores de conciencia suele ser larga, más que una campaña a corto plazo. Precisamente, éste es el caso de Turquía, dónde Mehmet Tarhan, que declaró por primera vez su objeción de conciencia en 2001 y cuya primera detención fue hace diez años, ha sido sancionado con 9.000 libras turcas por “desobedecer órdenes”.

En Turquía, las implicaciones que tiene en la vida el hecho de ser objetor de conciencia se conocen como “muerte social”. También en Colombia, ser objetor de conciencia tiene consecuencias de gran alcance en tu vida personal, social, política, profesional y económica. Afortunadamente, algunas de estas repercusiones han disminuido en los últimos meses al permitir a un objetor de conciencia graduarse en la Universidad el pasado febrero (previamente, un estudiante sin una libreta militar – la tarjeta que recibes al finalizar el servicio militar obligatorio – no podía graduarse en la universidad). En enero, una resolución de la Corte Constitucional de Colombia apoyó el cese de las batidas aleatorias (redadas de reclutamiento forzoso, generalmente en espacios públicos) en un futuro cercano. El ejército tiene que informar dentro de seis meses de la completa aplicación de esta resolución. Leer más aquí.

El servicio militar “de emergencia” ha comenzado en Ucrania y el grado de evasión de la llamada a filas ha empezado a ser un tema controvertido y utilizado en la propaganda de los gobiernos ucraniano y ruso. El servicio militar obligatorio ha vuelto ha vuelto a introducirse en Lituania, al parecer como reacción a la amenaza percibida del gobierno ruso.

De acuerdo a las últimas noticias de diciembre sobre la objeción de conciencia, el resto de detenidos en los campos de trabajo de Turkmenistán han sido puestos en libertad y la resolución del Tribunal de Justicia europeo en el caso del soldado desertor americano André Shepherd no fue tan favorable como esperábamos.

WRI pretende unir a personas en su lucha por un mundo desmilitarizado. Un nuevo proyecto – un manual para movimientos de objeción de conciencia –realizado por activistas y dirigido a activistas, compartirá experiencias, estrategias e inspiración para el uso de la objeción de conciencia como una estrategia no violenta contra el militarismo. Estará disponible a partir de julio.

También presentaremos a Semih Sapmaz, un nuevo miembro que trabaja especialmente sobre la militarización de la juventud.

Como parte de tu solidaridad con los movimientos de objeción de conciencia, te pedimos que firmes una petición online de la Unión de los Objetores de conciencia de Finlandia contra el servicio militar obligatorio y a favor de los derechos de los objetores de conciencia.

Finalmente, recordar que las últimas informaciones sobre la objeción de conciencia son tan buenas como nuestra información, la que conseguimos a través de muchas fuentes. Si tienes noticias de movimientos de objeción de conciencia sobre servicio militar obligatorio, envíalo a hannah@wri-irg.org.

Hannah Brock

Traductora: Laura Pérez

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.