Ayúdanos a mantener el Programa de Noviolencia

Estimados amigos/as,

Hace diez años tomé una de las mejores decisiones de mi vida. Estando en Chile recibí la noticia de que la IRG ofrecía un puesto para trabajar en la noviolencia y decidí presentar mi solicitud. Para mi sorpresa, ¡y creo que también para muchxs otrxs!, me eligieron para ser el primer coordinador del Programa de Noviolencia de la IRG. Hoy estoy escribiendo para pedir que nos ayudés a que este trabajo continúe.

El día que llegué a la oficina me dijeron: “Bueno, aquí está tu mesa. Ahora tienes que producir un manual para la acción noviolenta y lanzar una campaña mundial contra la especulación de la guerra” – todo muy simple, sin duda.

Llegué de un grupo de objeción de conciencia en Chile. En 2003, como objetor de conciencia, acudí a una reunión sobre objetores en Israel organizada por la IRG, y esa fue la primera vez que oí hablar del entrenamiento en la noviolencia y mi primera acción directa internacional – hice el papel de soldado israelí que era asesinado en una actuación teatral callejera. Sin embargo, muchos de los aspectos de la noviolencia y de la IRG me eran desconocidos. Enseguida aprendí que la IRG no era sólo una oficina y una organización. Era una red, una red que lucha contra la guerra y sus causas, fuertemente comprometida con la noviolencia como principio para la transformación social. Lo que más me sorprendió fue que la IRG no trataba solamente de principios, sino sobre de cómo convertir esos principios en acción para conseguir el cambio.

Cuando empecé en la IRG hace casi diez años, la realidad era que había fondos para dos años de programa. Con mucho trabajo y con el apoyo de personas que donaron a la IRG hemos conseguido mantener el programa durante estos diez años. Ahora nos encontramos, una vez más, prácticamente sin fondos y necesitamos pedir que apoyés el programa para que pueda continuar existiendo.

Durante estos diez años el Programa de Noviolencia ha conseguido muchos logros compartiendo recursos y empoderando a grupos en campañas de noviolencia. El programa ha publicado dos ediciones del Manual para Campañas Noviolentas. La primera edición se tradujo a más de diez idiomas y ha sido utilizado por grupos de base de todo el mundo para campañas noviolentas a favor del cambio social. La segunda edición, presentada este año en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), destaca las experiencias de más de 20 países en la organización noviolenta.

Estos diez años han sido testigos de muchos entrenamientos en la noviolencia organizados por el Programa de Noviolencia. Algunos han sido entrenamientos ad-hoc para preparar a un grupo para una acción en particular, como por ejemplo la de entrar en la sede de la OTAN. Más recientemente el principal esfuerzo del programa ha sido el de apoyar a las redes de entrenadores/as regionales en África, Europa y Latinoamérica. Los/as entrenadores/as de Latinoamérica organizaron una acción conjunta regional para el Día Mundial de Acción Contra el Gasto Militar tras la reunión que mantuvieron en Quito. Estas redes ofrecen un lugar seguro y único para que los/as entrenadores/as se reúnan y compartan herramientas e ideas sobre el mejor modo de trabajar con los distintos grupos para conseguir el cambio social.

¡Y el programa no se ha olvidado de aquellos que especulan con la guerra! A través de la publicación “Noticias de los Especuladores de la Guerra”, informamos sobre acciones y campañas que se llevan a cabo para acabar con la industria de la guerra. Organizamos un seminario internacional que reunió a activistas contra la especulación de la guerra de todo el mundo para compartir los retos a los que nos enfrentamos y las estrategias con las que contrarrestar a los mercaderes de la muerte. El nuevo manual comparte la historia sobre una protesta organizada por el afiliado surcoreano de la IRG, War Without War (Un mundo sin guerra) contra una feria de armas celebrada en Seúl, y que adoptó el concepto utilizado por activistas del Reino Unido contra las ferias de armas de DSEi. Utilizaron la acción directa y utilizaron el slogan “esto no es OK”. Este es uno de los muchos ejemplos de los vínculos que la IRG y el Programa de Noviolencia ayudan a crear.

A principios del año que viene dejaré la IRG. No puedo expresar lo transformadora que ha sido esta experiencia para mí, ni todas las personas a las que tengo que agradecer su apoyo al trabajo del Programa de Noviolencia. De momento no estamos seguros si la IRG podrá contratar a alguien para reemplazarme puesto que no tenemos los fondos necesarios para cubrir el puesto. Hemos alcanzado el punto en el cual debemos hacer un llamamiento urgente para la supervivencia del programa.

Por ello, mi objetivo durante estos últimos meses es el de conseguir que el programa continúe y sea sostenible. Y aquí es cuando acudo a ustedes para pedirles que me ayuden en la misión de hacer que el Programa de Noviolencia esté completamente financiado. En la actualidad nos faltan £10.000 para poder contratar a otrx empleadx. Su contribución ayudará a hacer que esto sea posible.

Espero poder continuar diciendo dentro de diez años que una vez trabajé para el Programa de Noviolencia de la IRG, un programa que continúa trabajando por el cambio radical.

 Javier Gárate

Coordinafor Programa Noviolencia

 

Programmes & Projects

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.