Acción noviolenta contra la OTAN en Lisboa

en
es

Informe y evaluación de las actividades anti OTAN en Lisboa

- Andreas Speck, War Resisters' International

El sábado
20 de noviembre de 2010, unos 80 activistas de varios países
bloquearon una de las vías de acceso a la cumbre de la OTAN en
Lisboa, para protestar contra la OTAN y su guerra en Afganistán. La
policía intervino rápidamente y 45 activistas fueron detenidos,
pero puestos en libertad el mismo día a última hora de la tarde y
durante la noche.

La acción
fue una de las muchas acciones contra la cumbre de la OTAN en Lisboa,
pero fue el foco de las actividades de la Internacional de
Resistentes a la Guerra durante la cumbre. Este artículo examina
cómo la acción se organizó superando muchos obstáculos, y
defiende más acciones directas noviolentas y desobediencia civil
contra la OTAN.


El largo y tortuoso camino a Lisboa

Cuando se
anunció en abril de 2009 que Lisboa sería la sede de la cumbre de
la OTAN de 2010, esta elección supuso algunos problemas para la
acción directa noviolenta, pero también para el movimiento
internacional contra la OTAN en general. Ningún grupo portugués
había estado implicado previamente en la red anti OTAN representada
por el Comité de Coordinación Internacional “No a la guerra –
No a la OTAN”, y la Internacional de Resistentes a la Guerra no
tenía tampoco ningún contacto activo en Portugal.

Sin
embargo, en mayo de 2009, la IRG estableció contactos previos (con
ayuda de su organización afiliada en España, alternativa
antimilitarista-moc), y activistas de dos colectivos portugueses –
Luta Social1
y GAIA – emprendieron la creación de un nuevo grupo contra
la OTAN, la Plataforma Anti-Guerra, Anti-Nato (PAGAN)2,
que fue oficialmente fundado el 30 de septiembre de 2009. La IRG
decidió invitar a un representante de PAGAN a su propia reunión y a
la conferencia del ICC en Berlín, a mediados de octubre de 2009, que
fue el principio de una fructífera cooperación. Una primera
cooperación del ICC en Portugal, organizada por PAGAN, tuvo lugar en
Lisboa a mediados de diciembre de 2009.

Aunque
las decisiones de la reunión del ICC en Lisboa siguieron bastante el
modelo establecido en Estrasburgo –las actividades incluirían una
contra cumbre, una manifestación, un campamento, y acciones de
desobediencia civil– esto parecía más buen una lista de deseos, y
estaba claro que haría falta mucho trabajo para llevarlo a la
práctica.

Uno de
los problemas que no iba a poder ser resuelto fue la relación con el
Conselho Português para a Paz e Cooperação (CPPC)3,
controlado por el Partido
Comunista. PAGAN invitó al CPPC a la reunión de diciembre del ICC
en Lisboa, sin éxito. Varios miembros del ICC se reunieron también
con representantes del CPPC antes y durante los días de la reunión
del ICC en Lisboa, pero no consiguieron llegar a ningún acuerdo
concreto de cooperación.

Desde la
perspectiva de la acción directa noviolenta, no se habló ni se
decidió nada concreto en Lisboa en diciembre de 2009, aparte de una
expresión del interés en organizar algún tipo de acción de
desobediencia civil.

Dentro de
la Red Europea Antimilitarista4
(que realmente no tiene aún nombre) se tomó la decisión en la
reunión de octubre de 2009 en Berlín de centrarse en la acción
directa noviolenta contra la OTAN en Lisboa, si tal acción era
realizable. Estaba claro que esto requeriría algo de base en
Portugal, puesto que mucha de la logística tenía que ser organizada
en Portugal, pero también por razones políticas: si sólo eran
activistas de fuera de Portugal lo que hacían la acción directa
noviolenta, esto sería percibido de una manera embarazosa, casi como
una especie de “imperialismo pacifista”. Así que, se vio que era
crucial trabajar en la acción noviolenta con los activistas
portugueses.

Los
intentos de conseguir que se unieran activistas portugueses a la
acción europea en el Establecimiento de Armas Nucleares (AWE) en
Aldermaston, en febrero de 2009, no tuvieron éxito, y un nuevo
encuentro de la red tuvo lugar en julio de 2010 en la localidad
española de Jarandilla, no lejos de Portugal, y con una fuerte
presencia de PAGAN. En la reunión hubo un largo y difícil debate
sobre qué hacer en Lisboa en noviembre de 2010, pero sin
proporcionar conclusiones realmente satisfactorias. Se habló de
ideas como desplegar una pancarta, pero no se hicieron planes
concretos sobre cómo llevar a la práctica una acción. La mayoría
de los grupos del norte de Europa dentro de la red sintieron que no
había suficiente base para una movilización a mayor escala para
Portugal, y decidieron apoyar la acción en Portugal, pero no
movilizar hacia Portugal. Se suponía que se organizaría una acción
alternativa en otro lugar poco antes de la cumbre de la OTAN, pero no
pudo materializarse por diversas razones.

En
octubre de 2010, el ICC y PAGAN organizaron una Conferencia de
Acción, en paralelo a una conferencia anti OTAN organizada por la
organización educativa Cooperativa Culturas do Trabalho e do
Socialismo
(Cultra)5,
que está relacionada con Bloco de Ezquerda6,
uno de los partidos de izquierda portugueses. Poco antes de la
conferencia, la coalición liderada por el CPPC Paz sim! NATO
não!
7
hizo pública una declaración condenando a PAGAN y acusándolo de
instrumentalizar la manifestación” y
de “una problemática ausencia de responsabilidad
política... [la cual] solamente puede ser interpretada como un
lamentable intento de poner en peligro la naturaleza, objetivos y
características de la manifestación que ha sido planeada por la
campaña Paz sim! NATO não!”
8.

Esta
declaración marcó una escalada del conflicto entre PAGAN y el ICC
por un lado, y la campaña organizada por el CPPC “Paz sim! NATO
não!”. No fue una coincidencia que la declaración fuera
hecha pública sólo dos días antes de la Conferencia de Acción y
una reunión del ICC en Lisboa. Los intentos por parte del ex
miembro del consejo de la IRG y ex miembro del Parlamento Europeo
Tobias Pflüger, que trabajó estrechamente con el Partido Comunista
Portugués, también fracasaron.

A pesar
de esto, los debates durante la Conferencia de Acción fueron
constructivos, y los activistas de Vredesactie/Bombspotting y la IRG
hicieron también un entrenamiento de acción noviolenta en paralelo
a la conferencia de Cultra, que se enlazó con el debate sobre una
acción noviolenta durante la cumbre de la OTAN en la Conferencia de
Acción. Finalmente, se tomo la decisión de que la acción sería un
bloqueo de uno de las vías de acceso a la cumbre, pero que no habría
una movilización pública para la acción. La necesidad de algún
tipo de “campamento de acción” se subrayó de nuevo, y algunos
activistas ligados a la red de Rhythms of Resistance9
en Portugal asumieron la tarea de intentar encontrar un lugar
adecuado.

En la
semanas siguientes, PAGAN fue repetidamente acusado en los medios
portugueses de preparar acciones violentas, y al menos uno de los
artículos mencionaba a la Internacional de Resistentes a la
Guerra
y a Bombspotting junto a los 'Black Block'10.



La semana antes de la cumbre

Menos de
dos semanas antes de la cumbre se organizó un “campamento de
acción” adecuado –un almacén en el barrio de Poço do Bispo en
Lisboa. Además, se había organizado en los alrededores un lugar
para el entrenamiento de la acción –así que parte de la
infraestructura necesaria para preparar una acción estaba dispuesta.

Desde el
lunes en adelante empezaron a llegar los activistas internacionales a
Lisboa, para evitar la reinstauración de los controles fronterizos
por la suspensión de los acuerdos de Schengen desde el martes 16 de
noviembre en adelante. Todavía quedaba mucho trabajo por hacer
todavía: más observación de los escenarios, decidir un lugar para
la acción y elaborar un guión que tenía incluir el cómo llegar
allí. Había que organizar un entrenamiento y su programa,
incluyendo un entrenamiento público de demostración el jueves, que
tenía como objetivo contrarrestar las acusaciones de estar
organizando acciones violentas de una manera visible y convincente.
Además, alguna gente empezó también a hacer acciones pequeñas,
como samba y payasos.

Yo mismo
llegué el miércoles por la noche, colándome a pesar de los
controles de frontera. Ya en el autobús de Madrid a Lisboa recibí
noticias de que a Lucas Wirl, un organizador del ICC, le había
denegada la entrada en Portugal, y estaba siendo deportada de vuelta
a Berlín desde Lisboa. Esa misma tarde llegaron más noticias de
gente a la que estaban denegando la entrada: un autobús con 35
activistas de la sección finlandesa de la IRG,
Aseistakieltäytyjäliitto (Unión de Objetores de
Conciencia)11,
dos activistas de aa-moc en España, cinco activistas
franceses... la lista creció con las horas, y la imagen que emergía
era que se estaba denegando la entrada a los activistas noviolentos.

Preocupados
por nuestros amigos, seguimos planeando la acción. El entrenamiento
público en la Praça do Rossio12
en el centro de Lisboa el jueves por la tarde recibió una cobertura
mediática impresionante y sin precedentes –los medios
probablemente superaron en número a quienes tomaban parte en el
entrenamiento público. Unas horas después, a las 18:30, un “flash
mob” con forma de simulación de bombardeo tuvo lugar en la cercana
estación de tren de Rossio, aunque con la presencia de muchos
medios.

Uno de
los éxitos de estas actividades fue que el tono de los medios
portugueses cambió. Aunque todavía seguían mencionando a un
imaginario 'Black Block', el énfasis se desplazó hacia la
desobediencia civil, la cual – a pesar de ello– todavía no era
realmente entendida13.
Además, el mensaje que estábamos preparando seriamente para una
acción noviolenta de desobediencia civil consiguió trasmitirse, y a
partir de aquí las preguntas sobre la violencia se centraron en
“¿cómo estáis seguros de que otra
gente no va a usar la violencia?”

Otra
consecuencia de la cobertura mediática después de las acciones del
jueves fue una nueva declaración de la coalición “Paz sim! NATO
não!”, todavía más dura en el tono. Acusaba a PAGAN, la IRG y al
ICC de “una vergonzosa e intencionada actitud de puro
parasitismo político
”, y de nuevo condenaba la desobediencia
civil: “[La Coalición]
aclara,
una vez más, que no comparte y se distancia de
las llamadas “acciones de desobediencia civil” que lo único que
pretenden es dar espacio mediático a iniciativas y,
fundamentalmente, organizaciones que, o no están significativamente
implantadas en la sociedad portuguesa (como es el caso de la PAGAN),
o como en el caso del ICC, actúan con una nítida falta de respeto
por los movimientos por la paz, sociales y populares en Portugal.
14.
¿Se puede ser más sectario?

El
viernes estaba dedicado al entrenamiento para la acción, pero
todavía había que decidir y preparar muchas cosas. El grupo que
trabajaba sobre el guión de la acción trabajó duro para elaborar
un plan. El entrenamiento tuvo lugar por la tarde –un grupo de
habla hispana y dos grupos más o menos internacionales con
participación portuguesa. En uno de estos grupos aparecieron
personas sospechosas de ser infiltrados policiales, y se decidió no
dar detalles sobre el guión de la acción durante el entrenamiento.
El entrenamiento fue seguido por un charla legal.

El
viernes a última hora de la noche, los grupos de afinidad recibieron
la explicación sobre el guión de la acción, y se hicieron los
últimos ajustes. Se decidió también que los grupos, cuando fuera
posible, pasaran la noche en otro sitio, o se marcharan por la mañana
temprano y no fueran directamente al lugar de la acción.

Se
hicieron los últimos cambios a la nota de prensa y se terminó la
lista de distribución de SMS para invitar a la prensa seleccionada a
un punto de encuentro cercano a la acción. Mucho después de
medianoche, todo estaba listo por fin para la acción.



La acción: NATO – Game over

Pasamos
la noche en el campamento, pero decidimos salir a las 6:30am, para
desayunar en algún sitio del centro de Lisboa. La acción estaba
planeada para empezar a las 9am, con cada grupo de afinidad yendo por
su cuenta al lugar acordado.

El plan
era bloquear la Avenida de Padua, una de las calles de acceso a la
cumbre de la OTAN, en la intersección con Avenida Infante Dom
Henrique15,
muy cerca de la parada de metro Cabo Ruivo. A las 8am se envió un
SMS a los periodistas seleccionados, invitándolos a acudir a un
punto de encuentro cercano a las 8:50am. Decidimos ir en metro, pero
hubo que bajarse antes y dejar pasar varios trenes, porque llegábamos
muy temprano. Finalmente, cogimos un metro y llegamos a Cabo Ruivo a
las 8:55am.

Cuando
salimos de la estación de metro, sólo vimos a una poca gente en una
parada de autobús próxima. Bajando por la Avenida de Padua, vimos
pasar a un coche de policía. Poco antes de las 9am, la gente llegó
de todas las direcciones y lugares de espera, y se colocaron en el
cruce. Rápidamente, se colocaron los candados de bicicleta para
encadenar a la gente por los pies, y en poco tiempo la calle y parte
de Dom Henrique estaban bloqueadas. Casi al mismo tiempo, los
primeros equipos de televisión llegaron. En medio del cruce,
activistas de aa-moc vestidos de traje se tiraron encima pintura
roja, y después se tumbaron sobre el asfalto en medio de la
“sangre”. Lo habíamos conseguido, habíamos logrado establecer
el bloqueo.

En
cuestión de minutos llegó la policía. Los intentos del enlace con
la policía de establecer contacto y hablar con los agentes no
tuvieron mucho éxito. Rápidamente, la policía empezó a desalojar
de la calzada a los activistas parcialmente encadenados, moviéndolos
a la vez –una operación muy peligrosa, que pudo haber provocado
fracturas de piernas. Otros activistas empujados a los laterales. No
parecía haber un criterio claro sobre quién iba a ser detenido y
quién no de entre los que no estaban encadenados ni bloqueando la
calle.

La
policía tampoco fue muy cuidadosa quitando los cadenas o los
candados de bicicleta. Si habían sido entrenados en algo, es seguro
que no era en estándares de seguridad y salud. Afortunadamente, a
pesar de los peligrosos intentos de la policía de serrar los
candados, nadie resultó herido.

En una
hora, el bloqueo había sido despejado, y 45 activistas detenidos y
transportados a la comisaría. A pesar de lo, todo el mundo (que no
había detenido) tenía la sensación de que la acción había sido
un éxito.


Después de la acción

Quienes
no habían sido detenidos decidieron acudir juntos a la contracumbre,
y hablar allí de quñe hacer a continuación, y cómo dar apoyo a
los que habían sido detenidos. Mientras, el equipo legal estaba en
contacto con un abogado que intentaba tener acceso a los detenidos,

Después
de algo de debate en el grupo, fuimos juntos a Monsanto, donde está
situada la comisaría de policía, para esperar a la puesta en
libertad de los detenidos. Fue muy interesante, porque se podía ver
cómo se llevaba a la gente desde las celdas hacia otro edificio para
ser interrogados, y les animábamos con cualquier motivo.

Durante
mucho tiempo no estuvo claro si la gente sería puesta en libertad el
mismo día, o se quedaría detenida hasta el lunes, para ser llevados
al juzgado. No fue hasta las 5pm cuando el abogado pudo por primera
vez tener contacto con los detenidos. A pesar de esto, el ambiente en
la comisaría era bueno, y la gente no se dejó intimidar por la
policía.

Por la
noche, la policía empezó a liberar a gente, y cada vez que alguien
salía por la puerta de la comisaría era recibido fuera con aplausos
y vocerío. Poco después de medianoche, la última persona dejaba la
comisaría, y por fin pudimos irnos a dormir o a divertirnos.

El sábado
por la tarde, también tuvo lugar la manifestación organizada por la
campaña liderada por el CPPC “Paz sim! NATO não!”.
Desgraciadamente, los acuerdos iniciales sobre la participación y
los portavoces del ICC no se respetaron (lo que había estado claro
como muy tarde después de la declaración de la campaña en
octubre), y aún peor, la campaña “Paz sim! NATO não!” había
anunciado públicamente antes que los miembros de PAGAN no serían
bienvenidos en la manifestación. Reiner Braun, miembro del
ICC que estuvo en la manifestación, describió esto de la siguiente
manera: “El infame clímax de su política sectaria fue la
actuación conjunta con la policía para excluir a otras fuerzas de
izquierda de la manifestación. Sólo gracias a la sabia y siempre
abierta conducta de la coalición internacional anti OTAN se pudo
evitar una escalada de la tensión, de manera que la atención
pública se centro en el rechazo común de la OTAN.”
16

Según la
campaña “Paz sim! NATO não!”17,
unas 30.000 personas participaron en esta manifestación anti OTAN.



Lecciones aprendidas

Cuando
fuimos a Portugal la primera vez, en diciembre de 2009, probablemente
subestimamos la complejidad de la situación política dentro de la
izquierda portuguesa y el movimiento antiguerra. Aunque estábamos al
corriente de que había una feroz competencia entre los dos partidos
de izquierda – el Partido Comunista, que tiene también
base en los sindicatos portugueses, y jugó un papel importante en la
“revolución” de 1974, y el Bloco de Ezquerda, más un
partido electoral que un partido con una base local fuerte en las
comunidades– probablemente subestimamos cuánto impacto iba esto a
tener en la organización conjunta de las actividades contra la
cumbre de la OTAN.

Especialmente
problemático fue el papel del Partido Comunista y su organización
derivada, el Conselho Português para a Paz e Cooperação
(CPPC). Acostumbrado a un rol casi hegemónico en la izquierda
portuguesa, fueron incapaces de adaptarse a los nuevos tiempos y
aceptar que con PAGAN había una coalición independiente contra la
OTAN, que no podían controlar.

Supongo
que esta situación tan compleja, un poco más de transparencia
también de nuestra parte sobre quién organizaba qué, podría haber
ayudado a evitar algunas de las escaladas de tensión y las
percepciones erróneas. Mientras que ni el ICC ni nadie intentó
nunca esconder el hecho de que la manifestación estaba organizada
por la campaña liderada por el CPPC “Paz sim! NATO não!”,
nosotros tampoco hicimos esto muy visible en nuestra publicidad
–principalmente para evitar hacer públicamente visible la división
en el interior del movimiento. Internamente, pero también, cada vez
que eramos preguntados, nunca hubo dudas de que el ICC no organizaba
la manifestación, y no intentó afirmar otra cosa. Dado el
despliegue de sectarismo que presenciamos, es sin embargo
cuestionable si esto hubiera supuesto alguna diferencia.

Quiero
centrar mi evaluación en las acciones de desobediencia civil, sin
embargo, porque éstas fueron el foco de la actividad de la IRG en
Lisboa.

Primero,
es probablemente correcto decir que todo el mundo implicado tuvo la
sensación de que la acción salió bien. A diversos niveles,
logramos nuestros objetivos:


  • conseguimos
    bloquear una de las vías de acceso a la cumbre de la OTAN durante
    alrededor de una hora en total


  • conseguimos
    atraer la atención pública para la propia acción, pero también
    para las razones de la acción: OTAN, la guerra en Afganistán, etc


  • conseguimos
    hacer una acción en Portugal con participación portuguesa, lo que
    puede servir de punto de referencia o como inspiración para futuras
    acciones noviolentas en Portugal.


Sin
embargo, aunque el resultado fue bueno, hay algunas lecciones que
tenemos que aprender respecto al proceso de preparación. Todo lo que
sigue hay que verlo teniendo en cuenta el escaso margen de tiempo (un
mes desde que se tomó la decisión de hacer un bloqueo en octubre de
2010 en Lisboa), y los problema de comunicación entre los activistas
de diferentes países –la mayoría de las comunicaciones tuvieron
que ser por correo electrónico, y no todo el mundo podía
comunicarse de manera segura mediante el correo encriptado. Una
complicación adicional fue que sólo una semana más o menos antes
de nuestra llegada estuvo claro que habría un 'campamento'.

Uno de
los mayores problemas fue que nadie del núcleo de grupos
organizadores empleó mucho tiempo en pensar y hablar antes de llegar
a Lisboa cómo sería nuestra propia estructura en los días de la
preparación. Esto no se habló durante la conferencia de acción en
octubre de 2010 en Lisboa (no quedaba tiempo), y este fue el último
encuentro presencial antes de noviembre.

En la
práctica, esto se tradujo en que hubo que improvisar las estructuras
sobre la marcha. Aunque los grupos de afinidad se formaron en el
campamento, no estaba claro cuál era la relación entre las
estructuras del campamento y las de la acción, y la preparación de
la acción.

Al final,
se formó un grupo de diseño de la acción entre los principales
grupos organizadores (CAGA –anteriormente PAGAN Oporto, IRG,
Vredesactie, aa-moc), que trabajó sobre el guión de la acción, y
que al final informó a los grupos de afinidad. Sin embargo, no hubo
nunca un consejo de portavoces de los grupos de afinidad, el cual
hubiera tenido un mandato sobre el grupo de diseño de la acción, ni
tampoco se habló el diseño de la acción en el consejo de
portavoces y los grupos de afinidad. Para mí, esto significa que
para acciones futuras deberíamos emplear más tiempo antes en hablar
no sólo de la acción, sino también de nuestras propias
estructuras, de manera que podamos asegurarnos de que reflejan
nuestras ideas sobre la planificación participativa y la democracia
de base. Sabemos de nuestras experiencias anteriores –por ejemplo
en Estrasburgo en 2009– que podemos organizar una acción directa
noviolenta a gran escala de una manera participativa, basándonos en
conceptos probados como el consejo de portavoces. Pero esto requiere
gastar más tiempo y energía en nuestras propias estructuras, y no
sólo en la propia acción. Quizás en Lisboa hubiera sido demasiado
pedir, pero es un aspecto importante que no hay que olvidar.


Necesitamos más acción noviolenta

No sólo
Estrasburgo 2009 y Lisboa 2010 muestran que el movimiento
internacional contra la OTAN necesita más acción noviolenta –y no
sólo durante una cumbre de la OTAN. En términos de acciones durante
cumbres, en Estrasburgo, el único lugar sin confrontaciones violenta
(a pesar de la violencia procedente de la policía) fueron las
acciones de desobediencia civil, y en Lisboa tuvo lugar el
entrenamiento público y la propia acción de desobediencia civil,
que disolvieron las acusaciones de violencia, y también
contribuyeron mucho al impacto público la totalidad de acciones
contra la OTAN (incluyendo la manifestación organizada por la
campaña “Paz sim! NATO não!”).

Pero una
acción noviolenta no debería limitarse a las protestas contra las
cumbres de la OTAN. Si el movimiento anti OTAN quiere ser una fuerza
que sea tomada en serio, necesita desarrollar más práctica de
protesta entre las cumbres, a nivel local, regional, nacional y
continental. Aunque las cumbres son puntos importantes para la
cristalización de las protestas, donde convergemos y actuamos todos
juntos –o al menos coordinamos nuestras acciones juntos– la
fuerza de un movimiento reside en su actividad cotiadiana, que
debería ir desde la información hasta la acción directa
noviolenta.

Dentro
del movimiento internacional anti OTAN, hay un abanico de
organizaciones con mucha experiencia en acción noviolenta y
desobediencia civil, pero también muchas organizaciones con ninguna
experiencia en absoluto, e incluso ciertas reservas respecto al uso
de la acción noviolenta.

La acción
de Lisboa demostró que es posible superar muchos obstáculos en la
preparación de una acción de desobediencia civil si todo el mundo
implicado se compromete a ello. Creo que necesitamos más apertura de
miras por parte de los escépticos sobre la acción noviolenta, y
también en el lado de los activistas experimentados en acción
directa noviolenta para compartir su experiencia, y para trabajar con
grupos y organizaciones con poca o ninguna experiencia, pero que
desean aprender.

Como
movimiento, solamente podemos crecer con este intercambio. Espero que
en Dublín, en la conferencia anti OTAN de abril, podamos hablar como
movimiento sobre el papel de la acción noviolenta dentro del
movimiento anti OTAN, y cómo podemos fortalecer y extender la acción
noviolenta.

Andreas Speck es parte del equipo de la Internacional de Resistentes a la
Guerra y miembro del Comité de Coordinación Internacional “No to
War – No to NATO” (ICC).


Notas









1Aunque
la IRG oficialmente tiene un asociado en Portugal –la Associação
Livre dos Objectores e Objectoras de Consciência (ALOOC)
, no ha
sido posible reestablecer el contacto, o verificar si ALOOC
realmente todavía existe.http://www.luta-social.org/










8Declaración
de la campaña «¡Sí a la Paz!; No to NATO!», 13 de octubre de
2010,
http://www.pazsimnatonao.org/en/2010/10/14/statement-by-the-%C2%AByes-to-peace-no-to-nato%C2%BB-campaign/





10Polícia
receia desordeiros internacionais na Cimeira da NATO, SOL/Sapo.pt,
12 November 2010,
http://sol.sapo.pt/inicio/Sociedade/Interior.aspx?content_id=4186




11Ver:
Finnish Peace Activists Denied Entry to Portugal, 18 de noviembre de
2010, http://wri-irg.org/node/11684





13Ver
por ejemplo: A crise também chegou ao black bloc e toda a
desobediência será pacífica, El Publico, 19 November 2010,
http://www.publico.pt/Mundo/a-crise-tambem-chegou-ao-black-bloc-e-toda-a-desobediencia-sera-pacifica_1467051




14¡Que
se sepa la verdad!, Declaración de la campaña «¡Sí a la Paz!;
No to NATO!», 18 de noviembre de 2010,
http://www.pazsimnatonao.org/en/2010/11/19/let-the-truth-be-known/





16Reiner
Braun: Information on the new NATO Strategy and report on the
actions of the peace movement on the occasion of the NATO summit in
Lisbon on November 19th – 21st, 2010, 13 December 2010, via ICC
email list.




17PSNN!
Mais de 30000! Grande Manifestação “Paz Sim! NATO Não!”!, 20
November 2010,
http://www.pazsimnatonao.org/2010/11/20/mais-de-30000-grande-manifestacao-paz-sim-nato-nao/


Programmes & Projects
Theme
Institutions

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.