Finlandia: ¿ la primera mujer insumisa que irá a la cárcel?

en
es

El 6 de diciembre de 2009, día de la independencia de Finlandia (acontecimiento muy militarista en el país), una mujer objetora de conciencia declaró su insumisión en Finlandia. Manifestó:- “De ninguna manera, quiero apoyar un sistema de violencia porque no crea un futuro feliz y justo para nosotros. Las actividades militares sólo siembran y alimentan el odio y el rencor. Deberíamos usar todos nuestros recursos para construir y mantener un futuro sostenible”.

Finlandia no establece el servicio militar obligatorio para las mujeres pero permite que éstas lo hagan de forma voluntaria. Durante los primeros 45 días del servicio, las mujeres voluntarias tienen el derecho de suspender el servicio sin ningún tipo de consecuencia y, por lo tanto, el Ejército debe enviarlas de regreso a casa. Sin embargo, tras este “periodo de prueba” las leyes
que regulan el servicio militar para los hombres se aplican también a las mujeres, lo que significa que el servicio deja de ser voluntario. Por consiguiente, la ley de Finlandia sobre la objeción de conciencia también se aplica a las mujeres voluntarias para realizar el servicio militar.

Según las estadísticas del Ejército, 522 mujeres se presentaron voluntarias para realizar el servicio militar en 2009. El número ha sido bastante estable. Pocos han sido los casos en los que las mujeres hayan solicitado la objeción de conciencia tras el periodo de prueba realizando el resto de su servicio como servicio sustitutorio; pero el que nos ocupa es el primer caso de insumisión de una mujer objetora de conciencia.

La primera mujer objetora de conciencia, que desea permanecer en el anonimato, realizó 11 meses de servicio militar antes de interrumpirlo en noviembre de 2008 por motivos médicos. Sólo le quedaba un mes más de servicio. Durante su servicio militar y su posterior aplazamiento, sus opiniones sobre el Ejército cambiaron y decidió declararse objetora de conciencia. Su decisión
para objetar también estuvo influenciada por el hecho de que el tratamiento médico militar no le ofreció tratamiento quirúrgico adecuado para sus lesiones físicas durante el servicio. Ella consideró esto como ejemplo de que los militares no respetan los derechos humanos básicos.

Antes de su rechazo, había solicitado la objeción de conciencia y le había sido concedida, sin embargo, ella tampoco quería realizar el servicio sustitutivo ya que considera que eso es un apéndice del Ejército. Según la Ley de Servicio Alternativo, será sentenciada a dos semanas de cárcel.

Debido a que vive en una base militar en la región de Kainuu (norte de Finlandia), donde un 20% del trabajo se encuentra en manos del Ejército, prefiere permanecer en el anonimato, aunque agradece la publicidad que se haga de su caso.

Fuentes: Conscientious objection declaration (Finnish) [Declaración de objeción de conciencia (finlandés)], 6 de diciembre de 2009, Helsinki Times: Woman conscientious objector faces prison in Finland, [La objetora de conciencia se enfrenta a la cárcel en Finlandia], 9 de diciembre 2009, Correspondence with AKL Finland.

Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

3 + 5 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.