La Internacional de Resistentes a la Guerra visita a Colombia

en
es

15 de mayo – Día Internacional de la Objeción de Conciencia


La Internacional de los Resistentes a la Guerra ha visitado las ciudades colombianas de Medellín, Bogotá y Barrancabermeja en mayo de 2007 para participar en las actividades internacionales del Día Internacional de Objeción de Conciencia, y para reflexionar sobre el tema de la objeción de conciencia con varios representantes de las autoridades colombianas y las ONGs.



Las actividades se celebraron el 12 de mayo junto con el Antimili Sonoro 2007, un concierto al aire libre en el barrio Boston bajo el lema “Objetamos el reclutamiento y todas las formas de militarización de nuestras vidas”. En total 12 grupos diferentes de Medellín y Colombia tocaron hip-hop, punk, reggae y heavy-metal antimilitarista.

Para el Día Internacional de Objeción de Conciencia activistas de varios países de América Latina y España se encontraron con grupos de casi todas las regiones de Colombia en Medellín para coordinar actividades, y para celebrar el 15 de Mayo. Un día después del concierto unos 90 activistas se reunieron en una finca al norte de Medellín para hablar y coordinar la solidaridad internacional para los objetores y las objetoras de conciencia de Colombia. No sólo que el estado colombiano no reconoce el derecho a la objeción de conciencia (véase Informe OC, núm. 29, Mayo 2007), y recluta objetores de conciencia por fuerza pero el medio de las redadas frecuentes en las calles hechas por el ejército – sino la juventud también está expuesta al peligro de los reclutamientos forzosos de parte de los paramilitares y de varios grupos guerrilleros (las FARC, el ELN y otros). Sin embargo, después de más de 50 años de conflicto armado el mensaje de los grupos de objeción de conciencia de Colombia es bien claro: ellos no quieres apoyar ninguno de los grupos armados del país, y optan por la objeción de conciencia y soluciones noviolentas.

Los activistas volvieron a Medellín para participar en la acción noviolenta subrayando la cuestión del reclutamiento ilegal por parte del ejército colombiano y otros actores armados, y la opinión sobre la objeción de conciencia.


La acción misma fue un performance muy potente. Que subrayó la actitud positiva de los activistas de OC colombianos.


Reuniones con las autoridades



Cuando se terminaron las actividades, hubo una variedad de reuniones previstas con las autoridades, primero en Medellín, luego en Bogotá y finalmente en Barrancabermeja. En todos estos sitios nos reunimos con la Defensoría del Pueblo y la Personería. En Medellín y Bogotá también nos reunimos con los representantes en Colombia de la oficina del Alto Comisariato de la ONU para los Derechos Humanos. En Bogotá nos reunimos con dos instituciones más importantes del gobierno central: la oficina de Vicepresidente y el Ministerio de Defensa. En Barrancabermeja también nos reunimos con el ejército del Batallón plan energético y vial Nº 7 donde actualmente un objetor de conciencia está forzado a hacer el servicio militar (véase co-alert, 31 de mayo de 2007):

Durante todas estas reuniones, la discusión fue enfocada en dos aspectos principales: el derecho a la objeción de conciencia y las prácticas del reclutamiento ilegal por parte del ejército colombiano.


El reclutamiento: ilegal y arbitrario


Lo que ha sido claro durante la visita a Colombia es que la práctica del reclutamiento por parte del ejército colombiano representa una gran amenaza para casi todos los jóvenes de 17-22 años de edad, especialmente para los que vienen de los barrios pobres o de zonas rurales. Mientras la ley 48/1993 regula el proceso de reclutamiento, en práctica las cosas se hacen de manera diferente.



La práctica usual de reclutamiento son las batidas, durante cuales los militares interrogan todos los jóvenes en una estación de autobús, en una plaza pública, o en cualquier sitio donde haya muchos jóvenes.

Todos aquellos que no pueden comprobar de que han regularizado su situación militar – enseñando la libreta militar o carné de estudiante – se han de subir a un camión militar, se llevan al cuartel militar más cercano y se incorporan al ejército inmediatamente. Como éste no es el procedimiento correcto según la ley 48/1993, frecuentemente ocurre que los nuevos ‘reclutas’ son forzados a firmar varios papeles, uno de los cuales es una declaración que dice que la persona se incorporó al ejército voluntariamente.

Las batidas son tan comunes que parece ser que sean la forma normal de reclutamiento y no la excepción. Muchos jóvenes hoy en día no se dan cuenta de que esta manera de reclutar no es legal, sino es ilegal tanto según las leyes colombianas como según las leyes internacionales. En este momento, Red Juvenil trabaja con dos casos del reclutamiento ilegal – que son solo la punta del iceberg. Los casos son de Carlos Andrés Giraldo Hincapié, quien ha sido reclutado el 4 de agosto de 2006 y de Frank Yair Estrada Marin reclutado el 5 de mayo de 2007. La Internacional de Resistentes a la Guerra ha publicado alertas para ambos casos.


Perspectivas


La Internacional de Resistentes a la Guerra está trabajando juntos con la Asamblea Nacional de Objetores y Objetoras de Conciencia de Colombia para preparar una estrategia de protección y acompañamiento de los objetores de conciencia. Una parte de esta campaña es la Tarjeta Objetor/a de Conciencia expedida por la Internacional de Resistentes a la Guerra a los objetores colombianos que la pidan. De este modo, la libreta objetor/a de conciencia es un tipo de acompañamiento virtual, parecido al acompañamiento físico que las Brigadas Internacionales de Paz intentan facilitar a los activistas de Derechos Humanos en Colombia (y en otras partes del mundo) que han sido amenazados. Esta tarjeta está basada en la base de datos de los objetores de conciencia de Colombia de la IRG que permite actuar instantemente en el caso de que un objetor ha sido reclutado.

A parte de la solidaridad en casos de emergencia, La Internacional de Resistentes a la Guerra y la Asamblea Nacional de Objetores y Objetoras de Conciencia de Colombia también trabajan juntos en una estrategia legal, utilizando el sistema del derecho internacional, como por ejemplo es sistema de los Derechos Humanos de la ONU. En este momento, el trabajo se enfoca en identificar qué casos de Colombia se pueden presentar individualmente al Comité de los Derechos Humanos de la ONU por violación del artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Otros casos – especialmente los del reclutamiento de los objetores de conciencia  -  se presentarán al Grupo de Trabajo sobre las Detenciones Arbitrarias de la ONU. Después de años de trabajo en grupos pequeños, la objeción de conciencia es un movimiento que crece rápidamente en Colombia. Este movimiento necesita el apoyo internacional.

Más información está disponible en la página web la IRG sobre la campaña en Colombia http://wri-irg.org/co/colcampaign-es.htm.


La base de datos de los objetores colombianos está disponible en https://lists.wri-irg.org/codb.

Programmes & Projects
Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.