Especulador del Mes: Rio Tinto Alcan

en
es


El 15 de noviembre de 2007, Rio Tinto Canadá Holding, una subsidiaria indirecta de propiedad de Rio Tinto - una de las más grandes empresas mineras en el mundo - adquirió todas las acciones comunes de Alcan; líder mundial en la producción de aluminio. Esto hace ahora que la nueva Rio Tinto Alcan se convierta en el mayor productor de dicho metal en el mundo.

Rio Tinto y Alcan han gastado muchos recursos en relaciones públicas, lo que ha sido un éxito comercial, a pesar de la realidad de la empresa como un líder indiscutido de la industria contaminante (minería a tajo abierto, fundiciones, represas hidroeléctricas). El dinero gastado en imagen ofrece la cobertura de una impecable y consciente corporación que posee las manos limpias. En la práctica, sin embargo, Rio Tinto y Alcan son mucho menos exitosas en seguir su propia retórica. Por eso es importante destacar a Rio Tinto Alcan como el Especulador del Mes de diciembre.

Rio Tinto Alcan – antigua Alcan – y el comercio de armamento

En el 2004 la unidad de negocios de Alcan, “Productos de Ingeniería y Aeroespacial”, generó U$1.155 millones en ingresos operativos. Dieciséis por ciento de ese total provino de las ventas a clientes de la industria militar y espacial. Esta información financiera no es menor, y dado que la antigua Alcan afirmó ser un "proveedor clave de ambos mercados militares (Europa y Norteamérica)" es evidente que la propia empresa -ahora parte de Río Tinto y denominada Río Tinto Alcan- está involucrada en el comercio de armas. A través de una compañía adquirida en 2003, Baltek, Alcan está suministrando a algunos de los más grandes constructores de equipos militares en el mundo. Algunos de los principales clientes de Baltek incluyen a Northrop Grumman, Boeing y Lockheed Martin.

El aluminio y el comercio de armas

El mundo las más lucrativas y poderosas empresas son las que producen armas para la "defensa" y/o "aeroespacial", y estas son a su vez los mejores clientes de las productoras de aluminio. Toda la historia de la minería y la tecnología de los metales está conectada estrechamente con la historia de las armas, lo cual ha motivado y financiado invenciones desde la Edad del Bronce y del Hierro. La revolución industrial dio lugar a una enorme acumulación de armas durante la primera mitad del siglo 20, que fue una de las causas de las dos guerras mundiales.

"La guerra fue buena para Alcoa" - Alcoa fue uno de los principales productores de aluminio a principios del siglo 20. Alcoa floreció durante las dos guerras mundiales, cuando aproximadamente el 90% del aluminio tenía usos militares. En la década de 1920 los grupos de presión de las empresas de armamentos tumbaron una moción de la Liga de Naciones para prohibir la venta de armas para beneficio privado (empresas). En ese momento hubo un entendimiento generalizado de que las empresas de armas eran una de las causas principales de las guerras. ¿Dónde está ese acuerdo ahora? El valor "estratégico" del Aluminio para las empresas de armas - la "industria de guerra permanente" de Norteamérica, en particular, lo que Eisenhower llamó el "complejo militar-industrial" – es evidentemente una de las razones principales de que los costos reales de producción de aluminio permanecen ocultos y son transferidos. Gran Bretaña también, pues mientras se cerraron la mayoría de sus industrias manufactureras durante la era Thatcher, se mantuvo siempre la "aeroespacial" o "defensa" como piedra angular de su economía, y como el más lucrativo y "estratégico" de sus sectores.

Una de las razones del valor estratégico de aluminio es la termita (thermite), un invento poco conocido en los albores del siglo 20, en 1901, pero que prácticamente definió el violento curso del siglo 20. Si bien las fundiciones requieren enormes suministros de energía eléctrica a fin de dividir la unión del aluminio con el oxígeno en moléculas de óxido de aluminio, la termita invierte este proceso: una bomba está lleno de óxido de hierro y polvora de aluminio. Cuando se enciende la mecha, el aluminio alcanza una alta temperatura de "calor de la formación" rebotando con el oxígeno, lo cual produce una enorme explosión. Esta fue la base de las granadas de mano de la Primera Guerra Mundial, de las bombas incendiarias y el napalm, y de las "cortadoras margarita", utilizadas por los aviones americanos en sus "bombardeos alfombra" durante las guerras de Corea, Vietnam e Irak. El aluminio también es un elemento básico de la tecnología de misiles nucleares.

Las palabras de Dewey Anderson en 1951 en su informe "Aluminio para la Defensa y la Prosperidad" siguen siendo ciertas hoy en día: la industria del aluminio está "en el centro mismo del complejo militar-industrial… El aluminio se ha convertido en el más importante material a granel de la guerra moderna. No es posible la lucha, y actualmente ninguna guerra puede concluirse exitosamente sin usar y destruir grandes cantidades de aluminio… El aluminio hace posible la existencia de aviones de combate y de transporte. El aluminio es necesario para las bombas atómicas, tanto en su fabricación como en su entrega… El aluminio, -y especialmente en grandes cantidades- hace la diferencia entre la victoria y la derrota… "

Aunque el porcentaje de aluminio en aviones de guerra ha disminuido, la complejidad de las aleaciones de aluminio utilizadas ha aumentado, junto con una nueva gama de telas compuestas que mezclan petróleo o plástico con aluminio. Estas aleaciones y compuestos son cruciales para aeronaves, tecnología de misiles y satélites, así como para buques de guerra y tanques. En otras palabras, el poder militar es una fuerza motriz y fuente clave de ganancias tras la producción de aluminio, así hoy como ayer.

Ronald Graham estimó en 1982 el porcentaje de aluminio utilizado en la industria de armamentos en torno a un 30%. Listas de consumo de aluminio -dejando de lado la fabricación de armas-, y "defensa" o "aeroespacial" incluidas, no sobrepasa el 4%. Si esto es correcto, resulta todavía importante, ya que representa las más complejas y caras aleaciones de aluminio. Sin embargo, creemos que las cifras han sido considerablemente "disminuidas" a través de muchas listas de aplicaciones de defensa bajo el rótulo de "auto", "construcción", etc, y no teniendo en cuenta el almacenamiento. Los EE.UU. iniciaron su acumulación de reservas de aluminio en 1950, y la Ley de Producción de Defensa de 1959 priorizó aquello, clasificando al aluminio como uno de los 4 “metales controlados” para la defensa. El arsenal llegó a casi 2 millones de toneladas en 1963, y fue nuevamente clasificado como prioritario durante el primer año de la administración Reagan, en 1980, y desde entonces hasta hoy.

¿Qué cantidades de aluminio están siendo consumidas y destruidas en la guerras de Irak y Afganistán? ¿Qué tipo de beneficios proveen estas guerras a los productores de aluminio, así como las empresas de armamentos? Mientras más rápido se consume el equipo militar, más aumenta su comercio. La guerra es todavía, probablemente, el mejor negocio para los productores de aluminio, aunque los contratos y estadísticas que lo prueban son -desde hace mucho tiempo- de difícil acceso.

Rio Tinto Alcan siendo una de las mayores productoras de aluminio en el mundo y manteniendo una estrecha relación comercial con la industria de armas, se hace dignamente merecedora del perfil de War Profiteer del mes.

Para más información:

http://www.riotinto.com/riotintoalcan/

http://www.alcantinindia.org

http://www.minesandcommunities.org/

Traducción: Manuel Gárate

Programmes & Projects
Theme
Companies

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.