Declaración: En apoyo de la oposición noviolenta en Myanmar

en
es
Una gran multitud de personas marcha por una calle. La fotografía está tomada desde arriba.

La IRG denuncia la opresión y la violencia militar en Myanmar, pide una respuesta civil noviolenta a la crisis y exige el reconocimiento y la seguridad de la objeción de conciencia del personal militar y policial que se ha negado a participar en estas atrocidades.

La Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) sigue de cerca el actual golpe militar en Myanmar, que comenzó el 1 de febrero de 2021, cuando el Tatmadaw -el ejército de Myanmar- derrocó al gobierno democráticamente elegido y declaró el régimen militar en el país.

Desde entonces, el pueblo de Myanmar ha salido repetidamente a las calles para resistirse de forma noviolenta al golpe militar, y el Tatmadaw ha llevado a cabo horrendos actos de asesinato, tortura, violencia y opresión. A pesar de enfrentarse a una grave opresión, el pueblo de Myanmar ha encontrado continuamente formas poderosas y creativas de resistir de forma noviolenta a los militares. Queremos ofrecerles nuestra solidaridad y apoyo.

Conocemos casos de objetores de conciencia dentro del ejército y la policía que están optando por utilizar su conciencia para rechazar las órdenes de los militares de utilizar las armas, la violencia y la crueldad sobre los manifestantes noviolentos, y en su lugar han huido del país por su seguridad. El trauma que se está imponiendo a las familias de estos objetores de conciencia y a otros en general, especialmente a las mujeres y los niños y las niñas, está dañando gravemente la vida pacífica de las familias y las comunidades de Myanmar para las generaciones venideras. Esto es lo que nos ha enseñado la historia.

Creemos que hay formas mejores y más humanas de tratar los conflictos y gobernar pacíficamente, que imponer métodos violentos y militarizados para controlar y silenciar a la gente. Por lo tanto, la IRG denuncia la opresión y la violencia militar en curso en Myanmar, pide una respuesta civil noviolenta a la crisis, y exige el reconocimiento y la seguridad de la objeción de conciencia del personal militar y policial que se ha negado a participar en tales atrocidades. También apoyamos los llamamientos a un embargo de armas inmediato a Myanmar.

La IRG es una red internacional de más de diecinueve organizaciones pacifistas/antimilitaristas en cuarenta países. Nuestra declaración fundacional de 1921 dice que "la guerra es un crimen contra la humanidad". Por lo tanto, estamos decididos a no apoyar ningún tipo de guerra y a luchar por la eliminación de todas las causas de la misma.

Programmes & Projects
Countries
Theme
Police militarisation theme

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.