Reflexiones sobre la Conferencia "Antimilitarismos en Movimiento"

en
es

Tory, Estados Unidos

Aterrizando en Bogotá, no tenía una comprensión real de lo que realmente era la conferencia "Antimilitarismos en Movimiento" y las reuniones de la IRG. Una semana después, haciendo vínculos con activistas de todo el mundo, creando nuevas visiones antimilitaristas y aprendiendo sobre sus movimientos, la experiencia de ir a la IRG me mostró cómo se ve un trabajo internacionalista realmente poderoso liderado por el Sur Global. Desde las sesiones plenarias que mostraban las distintas experiencias desde lo hiperlocal a lo global, hasta las metodologías innovadoras que buscaban vincular proyectos dispares de una manera creativa e intuitiva, las personas que asistieron a la conferencia fueron llevadas a expandir sus visiones de lo que es posible en el futuro antimilitarista que estamos tratando de crear juntos/as.

Mis charlas nocturnas con los/as organizadores haciendo una lluvia de ideas sobre cómo podemos conectar nuestro trabajo nos llevó a pensar en giras de conferencias y en planificar nuevas acciones en contra de mucho de lo que ocurre aquí en el corazón del Imperio de Estados Unidos. Los métodos de facilitación y el programa que aprendimos en la conferencia los estamos compartiendo con los organizadores de conferencias aquí. Tanto la oficina de la IRG como los voluntarios que participaron en la conferencia hicieron un trabajo increíble y, especialmente, manejaron las dificultades de organizar una conferencia en muchos idiomas

Hace unos meses, pregunté aquí en War Resisters League si valía la pena ir a la conferencia de la IRG. ¿Iba a estar en una habitación con una multitud de personas más interesadas en revivir los casi 100 años anteriores de la IRG, que en construir el tipo de movimiento que necesitamos para enfrentar el militarismo hoy? Solo dijeron: "Ve, y la forma en que piensas sobre este trabajo cambiará profundamente". Tenían toda la razón.

CONOVA, Colombia

El encuentro fue bastante importante para el Colectivo CoNova (Conciencia Noviolenta activa) pues nos permitió encontrarnos con distintos colectivos y organizaciones que trabajan en pro de iniciativas antimilitaristas alrededor del mundo. Además, nos abrió la mente al conocer problemáticas diversas en otros países, y saber que a pesar de ellas hay manos dispuestas a dar el todo por un cambio.

Hoy, conservamos conocidos y amigos gracias a los espacios brindados, logramos hacer vínculos y relaciones para fortalecernos como personas y como Colectivo. Sin ser esto poco, el encuentro nos dio más razones para no detenernos, para apoyarnos entre los distintos agentes que creemos en la construcción de paz, en la Noviolencia y en que a nuestro alrededor siempre habrá un lugar para seguir sirviendo desde una apuesta Antimilitarista.

Estamos agradecidos con todos los que nos permitieron ser parte de este espacio, de compartir y escuchar las distintas historias que se viven en sus territorios.

No estamos solos, no están solos. Juntos, uniendo nuestras iniciativas, lograremos con paso firme, ver ese cambio por el que apostamos desde el momento en que decidimos resistir a la guerra.

Katie, Alemania

Aunque he estado en muchas conferencias, nunca había asistido a un evento de la IRG antes de haber ido a Bogotá este verano y, francamente, tenía muy poca idea de qué esperar. Esto se puede decir de inmediato: el evento fue fácilmente una de las mejores conferencias en las que he participado. Trabajando en el movimiento por la paz en Alemania y sobre todo lidiando con las injusticias y los problemas en el país, fue instructivo aprender e informarnos sobre los problemas actuales en América Latina y en muchos otros lugares del mundo. Fue poderoso escuchar cómo los activistas de las áreas de conflicto ofrecen resistencia contra la opresión y la violencia, haciendo que las cosas por las que estoy trabajando en casa parezcan menos significativas. Después de todo, no estoy viviendo en un sistema opresivo, nunca tuve que experimentar la guerra y no vivo con el temor de ser encarcelada o asesinada. Sin embargo, las/os organizadores de la conferencia lograron crear un espacio donde todos pudieran reunirse y compartir sus historias y luchas que, en mi opinión, llevaron a un gran sentido de solidaridad entre los participantes. Permitió que las personas se conectaran entre sí y apreciaran el trabajo del otro. El uso de nuevos métodos alimentó estas interacciones, las formas expresivas de comunicación, el canto y el baile llenaron el evento de vida. En la conferencia, la asamblea y las reuniones del concejo de la IRG, tuve la suerte de conocer a algunas/os de los activistas más interesantes de diferentes lugares del mundo. En ese sentido, fue más sorprendente para mí, especialmente durante los procesos de toma de decisiones en las reuniones de la IRG, que a pesar de las diferentes culturas, creencias y métodos de trabajo, las decisiones se tomaron por consenso. Creo que la diversidad es crucial para eso. Algo que la IRG ya sabe y que mi organización aún tiene que aprender.

Annika, Finlandia

Mi viaje a Bogotá fue realmente largo y lleno de turbulencias. Entonces, cuando finalmente llegué, estaba desesperadamente cansada. ¿Conocen ese nivel de cansancio en el que no puedes sino solo llorar? Sí, eso fue. Pero todo eso cambió cuando llegué a nuestro hostal. Tuve algunos problemas para encontrarlo, pero cuando lo hice, pronto se convirtió en el encantador punto de encuentro para nosotras/os. Todavía extraño esas tardes con mis colegas, amigos y familiares. En el hostal dormí un poco y por la mañana me di cuenta de que estaba con mi gente. Ese sentimiento se fortaleció día a día. Realmente encontré a mi familia internacional por la paz. Todo ese cuidado genuino, los mismos valores y la sensación de seguridad. No estaba completamente preparada para encontrar mi lugar seguro en el medio de Colombia. Realmente me sorprendió y esto hizo muy feliz a mí y a mi corazón.

Todos estos activistas profesionales y trabajadores de paz importantes me hicieron sentir muy bienvenida. Me sentí muy honrada de estar allí y conocer a todos/as. Estaba muy impresionada de toda la sabiduría que se compartió. En las reuniones de la IRG y en la conferencia, realmente noté cuán apasionada es la gente hacia la red y las diferentes situaciones que ocurren. Me he dado cuenta de que a veces me quedo sin energía. Nos desaniman con tanta frecuencia que nos dejan solos para luchar por los recursos en lugar de poder concentrarnos plenamente en afectar las cosas importantes que queremos cambiar. Esta semana entera me dio esperanza, energía y un impulso inspirador. Me dio amigos/as inspiradores, colegas y, lo más importante, una familia de paz internacional que ama, cuida y trabaja.

Aprendí mucho y entendí completamente que juntas/os somos más fuertes. Nuestras formas de ser y actuar se apoyan mutuamente y nos hacen más fuertes y unidos. Hay espacio para todas/os, hay apoyo, respeto y cuidado. Y lo más importante es que también hay acción. El trabajo de paz debe hacerse en conjunto porque no hay libertad hasta que cada uno de nosotros sea libre.

Un hombre sabio dijo una vez: "Es fácil calentarse cuando todo lo que te rodea está tan frío". Espero que todos encontremos la fuerza para ser esa calidez en un mundo a veces tan frío.

Saludos desde la lluviosa Finlandia.

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

2 + 8 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.