El dialogo es la clave para la desmilitarización de la policía y la sociedad de Sudán del Sur

en
es
Activists hold a sign saying "My nonviolence attitude makes me live peacefully and coexist with me neighbours"
Author(s)
Moses Monday John

Introducción

Antes de independizarse de Sudán, Sudán del Sur experimentó dos grandes guerras civiles, de 1955 hasta 1972 y de 1983 hasta 2005. En diciembre de 2013, el país recayó en un conflicto mortal que fue responsable de la muerte de aproximadamente 400,000 vidas, además de causar el desplazamiento masivo de más de 2.2 millones de civiles a los países vecinos, el hambre y el colapso económico. En Sudán del Sur, también se perdieron miles de vidas en asesinatos de venganza intercomunal y la pérdida de varios cientos y, a veces, miles de cabezas de ganado.

En medio de esta violencia, los actores de la sociedad civil se involucraron con las comunidades y la policía para reducir la violencia armada y restaurar la paz y la estabilidad. Este texto discute cómo los sudaneses del sur han resistido y continúan resistiendo la violencia y el militarismo, promoviendo alternativas noviolentas a la violencia.

Sudán del sur: perfil del país y contexto

Después de más de 50 años de lucha armada con Sudán, Sudán del Sur ganó su independencia el 9 de julio de 2011, y esta historia ha dejado una grave carga en la psique del país. Gran parte de la violencia que ahora ha llegado a engullir al país más nuevo del mundo está incuestionablemente arraigada en esa historia, así como en la falta de una estructura de gobierno y construcción de una nación posterior a la independencia. La sociedad de Sudán del Sur está altamente militarizada y también lo es la política del país, producto de las décadas de lucha armada. La historia política de muchos países a menudo se asocia con la lucha armada por la libertad y la independencia, y estas narrativas respaldan la creencia común de que la violencia es el arma indispensable para ganar la libertad de la subyugación extranjera. La fuerza de estas narrativas significa que se ignora el poder y el papel histórico de la resistencia liderada por civiles noviolentos en la búsqueda de liberación nacional. Las narrativas de violencia han eclipsado la historia y el potencial de la acción noviolenta en Sudán del Sur. Este documento tiene como objetivo descubrir este potencial destacando cómo los actores de la sociedad civil emplean la acción noviolenta y las técnicas de construcción de paz: como el diálogo, las negociaciones y la mediación para desmilitarizar a la policía y a toda la sociedad.

La larga historia de lucha armada con Sudán y la posterior resistencia armada interna crearon oportunidades para la proliferación de armas y para el reclutamiento militar y de la milicia.

Los grupos de la milicia han reclutado a miles de jóvenes que no están en el trabajo o la escuela, supuestamente para proteger del peligro vidas, ganado y lideres políticos. Utilizan ametralladoras no solo en la guerra con el estado, sino también en conflictos intra e intercomunitarios a menudo provocados por secuestro de ganado, robo y secuestro de niños y mujeres. Los grupos armados y milicianos a menudo son tolerados por las élites políticas, y fueron cooptaron cuando fue necesario para alcanzar los objetivos militares y políticos de quienes luchaban por el poder. Los grupos de oposición armados y militares estatales también han reclutado jóvenes menores de 18 años desde diciembre de 2013.

Respuesta: desmilitarizar la policía y la sociedad

Los actores de la sociedad civil como ONAD crean un espacio para que la comunidad se involucre con la policía y discuta las preocupaciones que afectan sus vidas. Del mismo modo, hemos reunido a pastores y agricultores para crear oportunidades para la comprensión común de sus necesidades, para evitar conflictos y asesinatos por venganza. El compromiso continuo, las campañas de sensibilización sobre la delincuencia y la prevención de la violencia de género, también a través de programas de radio, capacitaciones sobre seguridad comunitaria y diálogos policiales significan que la violencia armada en Juba ha comenzado a disminuir. Hemos educado a los líderes de la comunidad sobre sus roles y responsabilidades para proporcionar supervisión a los proveedores de servicios de seguridad y hacer que rindan cuentas por sus acciones. La policía también fue educada para saber que sus roles y responsabilidades son la provisión de servicios, la prevención de delitos y para brindar seguridad a los ciudadanos y proteger sus propiedades. Estos enfoques significan que las comunidades pudieron participar en la toma de decisiones sobre asuntos de paz y seguridad.

Clubes de paz

En 2012, ONAD inició clubes de paz en escuelas primarias y secundarias en Juba. El concepto de clubes de paz es parte de la infraestructura de una paz sostenible y de una educación para la paz. Los clubes se utilizan para educar a los estudiantes (niños y niñas) sobre los principios y métodos de las acciones noviolentas. Estas actividades son seguidas por campañas no violentas, utilizando tácticas como protestas, manifestaciones pacíficas, vigilias, poesía, bellas artes, peticiones, monitoreo de la implementación de la paz, investigación y uso de redes sociales colectivas. Por ejemplo, ONAD lanzó una campaña; "Yo defiendo la noviolencia en Sudán del Sur, ¿tu qué defiendes?". La campaña utilizó un enfoque de debate, con camisetas que promovían la noviolencia en lugar de la respuesta militar que ha causado cientos de miles de vidas. Los miembros del club de la paz han resuelto los conflictos sin violencia y en 2018 marcharon al parlamento nacional en protesta por la contaminación ambiental en la región del Alto Nilo, rica en petróleo, donde murieron varios niños y animales.

Otras campañas noviolentas

A medida que se reduce el espacio cívico, se utilizan medios alternativos de campaña, como el teatro callejero y las bellas artes, para comunicar la oposición a la militarización de niños y jóvenes. El movimiento pacifista basado en las artes #AnaTaban (en árabe Juba para #IamTired) ha pintado ampliamente en cercas de Juba las imágenes de  un padre que ayuda a su hijo a leer un libro de texto escolar, y otro de un padre que le enseña a su hijo cómo usar y disparar un rifle AK47 con un "NO" escrito en él. En diciembre de 2017, más de mil mujeres y hombres marcharon en las calles de Juba en protesta por la guerra en curso. Llevaban pancartas con mensajes como "Paren la guerra, traigan de vuelta a nuestros hombres"; "La guerra no resuelve problemas - silencien las armas"; ‘Dé bolígrafos NO pistolas a sus hijos’, por mencionar solo algunos. Estas campañas se debaten, y se acompañan con música durante conciertos de paz y bailes tradicionales.

Del mismo modo, la Red de Acción de Sudán del Sur sobre Armas Pequeñas (SSANSA) hace campaña contra la violencia armada, la lucha contra la proliferación y el uso indebido de armas pequeñas y ligeras en Sudán del Sur. Las campañas involucran el diálogo con las comunidades, la policía y el ejército, así como con los legisladores. SSANSA es una red de organizaciones de la sociedad civil de todo el país.

Conclusión

La guerra y la militarización de la sociedad no pueden terminar por sí solas. Debe ser enfrentada a través del diálogo y las acciones colectivas noviolentas. La resistencia debe apuntar más allá de denunciar la guerra como moral e inaceptable: debemos centrarnos en abordar las causas subyacentes a la guerra, el gasto militar corrupto y derrochador, y construir medios alternativos para lograr la paz, la justicia y la prosperidad para todos. La paz nunca es gratis. Necesitamos utilizar múltiples estrategias para enfrentar la militarización, incluido el diálogo comunitario con la policía, la educación en clubes de paz sobre la acción noviolenta y la construcción de la paz con grupos cívicos y religiosos.

Creemos que el contexto en Sudán del Sur es único y que requiere un estudio cuidadoso para comprender mejor las causas fundamentales de los conflictos violentos para alimentar el diseño de las mejores estrategias de mitigación y gestión de conflictos para lograr la paz duradera y la seguridad humana para todos. Los actores no estatales sudaneses del sur se han resistido a la violencia utilizando campañas noviolentas para desmilitarizar a la policía y su sociedad.

Referencias

  1. Block N, Schirch L. 2019. Synergizing nonviolent action and peacebuilding. An action guide. United States Institute of Peace.
  2. Chenoweth E and Stephan M. 2011. Why civil resistance works: The strategic logic of nonviolent conflict. Columbia University Press.
  3. Jok M. 2013. Mapping the sources of conflict and insecurity in South Sudan: Sudd Institute Policy Brief.
  4. John M, Wilmot P, Zaremba N. 2019. Resisting Violence: Building the culture of nonviolent action in South Sudan.
  5. Macieej, B. 2013. Recovering nonviolent history. Civil resisters in liberation struggles. Lynne Rienner Publishers, Inc. London.
  6. SSANSA. http:// www.ssansa.net/
  7. ONAD. http://.www.onadev.org

 

Información del autor

Moses Monday John

Countries
Theme
Police militarisation theme

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

About the authors

Moses Monday John

Moses Monday John