El gobierno británico autoriza la venta de equipamiento de espionaje a Honduras

en
es
An activist with his face covered holds a red flag. He is stood in front of a line of police officers and military personnel holding shields.
Author(s)
Andrew Metheven

El gobierno británico aprobó la venta de equipos espía (capaces de interceptar, rastrear y monitorear correos electrónicos, teléfonos celulares y servicios de mensajería como WhatsApp) a Honduras, poco antes de una elección recientemente disputada. El equipo de telecomunicaciones valía al menos £ 300,000 y se vendió a las fuerzas del orden de Honduras, que cuentan con tristes antecedentes en derechos humanos. Honduras ha visto brotes regulares de violencia desde el golpe en 2009, que llevo al Partido Nacional al poder, que desde entonces ha estado sujeto a acusaciones de asesinatos patrocinados por el estado y fraude electoral.

Los políticos de la oposición creen que durante las elecciones de 2017, sus comunicaciones electrónicas fueron interceptadas por las autoridades. Los mensajes de WhatsApp enviados por Manuel Zelaya, el presidente del partido Liberal de la oposición, se publicaron en línea y se compartieron en las redes sociales. Las elecciones de 2017 fueron muy disputadas y presenciaron enormes manifestaciones callejeras; el gobierno hondureño respondió con miles de policías fuertemente armados, equipos SWAT y personal militar. 40 personas fueron asesinadas y más de 2000 fueron detenidas.

El gobierno británico está sujeto a la Ley Británica de Control de Exportaciones de 2008, que prohíbe la venta de armas a países donde exista un claro riesgo de que sean utilizadas para oprimir a su propio pueblo. Esto no ha detenido la licencia de equipos de espionaje a Honduras y a una serie de otros regímenes autoritarios, como Arabia Saudita, Bahréin, Turquía y Egipto.

"El gobierno británico vendió a Honduras la tecnología de monitoreo y descifrado diseñada expresamente para espiar a sus ciudadanos, meses antes de que el estado reuniera a cientos de personas en una operación de vigilancia bien orquestada", dijo Lloyd Russell-Moyle, miembro del parlamento laborista y miembro del comité del gobierno para el control de exportación de armas. Russell-Moyle ha presentado una pregunta parlamentaria exigiendo que el gobierno nombre a la compañía que vendió el equipo a Honduras.

Información del autor
Programmes & Projects
Countries
Theme
Police militarisation theme

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

About the authors