Tráfico de armas: cómo esquivan las leyes estadounidenses de exportación y prohibición del comercio

en
es
Un BRDM-2, uno de los vehículos polacos enviados presuntamente a Uganda vía Ucrania.
Un BRDM-2, uno de los vehículos polacos enviados presuntamente a Uganda vía Ucrania.

A través de documentos filtrados, el Organized Crime and Corruption Reporting Project (Proyecto periodístico sobre la corrupción y el crimen organizado) ha revelado detalles de un gran «plan de tráfico de armas» en el que se han visto implicadas varias empresas y autoridades ucranianas. Los documentos explican cómo las empresas de exportación de armas, entre las que se incluye Ukrinmash, han ido “lavando” eficazmente vehículos, armas y componentes de sus países de origen y destino.

Según uno de sus acuerdos, al parecer, 59 vehículos anfibios “ucranianos” han sido vendidos a Uganda y Burundi. Sin embargo, los documentos demuestran que los vehículos habían sido comprados originariamente por una empresa ucraniana (Techimprex) a una empresa polaca llamada Army Trade. Polonia es un Estado miembro de la UE y se rige por las leyes de exportación de armas del este de Europa, pero Ucrania no. Los vehículos se enviaron a Ucrania por partes y se vendieron a Ukrinmash, el regulador estatal, quien los vendió a clientes africanos. En los documentos enviados, Ucrania figuraba como el país de origen, que, efectivamente, estaba traficando con armas que provenían de la UE. Techimprex también buscó armas en otros países: Polonia, Eslovaquia, Moldavia, Bulgaria, Hungría, Rumanía y Bosnia y Herzegovina.

S-Profit

Otros documentos, detallados en un informe publicado por Amnistía Internacional a finales de septiembre, reflejaban que una empresa fantasma registrada en el Reino Unido llamada S-Profit estaba implicada en un acuerdo que, si se hubiera llevado a cabo, habría dado lugar al incumplimiento de la prohibición de comercio estadounidense con Sudán del Sur. Desde 2013, Sudán del Sur se ha visto sumido en una guerra civil que ha dejado a millones de personas desplazadas o afectadas por el hambre, por lo que Estados Unidos ha prohibido el comercio de armas con ellos. Las armas anteriormente mencionadas formaban parte de un contrato firmado en 2014 entre Ukrinmash y una empresa con base en Emiratos Árabes Unidos para adquirir el equivalente a 169 millones de dólares estadounidenses en armas en nombre de Sudán del Sur. Entre estas armas, se encontraban miles de fusiles, morteros, RPGs y millones de cartuchos de munición.

Amnistía Internacional aclaró que no habían podido verificar si se había enviado algún arma a Sudán del Sur en algún momento, pero S-Profit vulneró las leyes de exportación del Reino Unido al estar implicado en la negociación de venta de armas. El director de S-Profit (un ciudadano ucraniano empadronado fuera del Reino Unido) se puso en contacto con Amnistía Internacional para negar que la firma hubiera provisto de productos militares a Sudán del Sur, pero no respondió a más preguntas, entre las que destacaban si había actuado como intermediario.

Como respuesta al informe, Ukrinmash publicó una carta en su página web que afirmaron haber enviado a Amnistía Internacional. En ella, confirmaban que la empresa había firmado un contrato para una transferencia por valor de 169 millones de dólares en pequeñas armas y armas ligeras a Sudán del Sur. Amnistía Internacional negó haber recibido tal carta y señaló que el contenido de la misma corroboraba la información de su informe, es decir, que hubo negociaciones, se elaboraron y firmaron contratos y se obtuvieron certificados de usuario final por parte del Ministerio de Defensa de Sudán del Sur.

El informe de Amnistía también revela que el Gobierno británico era consciente desde hacía más de ocho años de que se empleaban empresas fantasma ilegalmente en el Reino Unido como «vehículos de alquiler» para que los traficantes proveyeran de armas a personas que atentan contra los derechos humanos y a países con los que está prohibido el comercio, como Siria, Eritrea o Sudán del Sur.

Para más información, véase el informe del OCCRP (en inglés): https://www.occrp.org/en/investigations/7037-arms-washing-ukraine-network-moves-embargoed-european-arms-to-africa-and-the-middle-east y el de Amnistía Internacional (en inglés):https://www.amnesty.org/en/documents/act30/7115/2017/en/

Programmes & Projects
Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.