WRI Statement

en

La Internacional de Resistentes a la Guerra está a punto de cumplir 100 años. Mientras celebramos la diversidad cultural, nos enorgullece decir que, como Internacional, creemos firmemente en la unidad de la humanidad. La situación provocada por el COVID-19 nos muestra que es la cooperación internacional, y no la confrontación,  el camino que los pueblos y las sociedades del mundo deben tomar, si tienen la intención de salvar la vida de sus miembros.

La Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe, RAMALC, ha publicado una declaración en solidaridad con antimilitaristas, objetores de conciencia, no violentos y pacifistas en Venezuela. Le hace llegar su apoyo a la comunidad de defensores de derechos humanos perseguida por su trabajo. La declaración tiene el respaldo del Comité Ejecutivo de WRI.


El Consejo de War Resisters' International ha hecho una declaración en solidaridad con la población civil siria, víctima de la guerra en curso. Prometemos actuar para apoyar a personas y grupos de base que, en medio de la violencia, siguen resistiéndose a la militarización y la guerra y persisten en la lucha no violenta contra la dictadura y por la democracia en Siria, y que muestran el camino a la paz.

Leer la declaración completa acá...

Tahir Elçi, presidente del Colegio de Abogados de Diyarbakir, un destacado abogado de derechos humanos y persona muy conocida como “enviado por la paz”, fue asesinado el 28 de noviembre de 2015 en Diyarbakir, localidad situada en el sudeste de Turquía. Dedicó su vida a la paz y a los derechos humanos. Sus últimas palabras fueron “No queremos armas, enfrentamientos ni operaciones militares en la cuna y hogar de tantas civilizaciones”, pronunciadas en una rueda de prensa pocos minutos antes de que le dispararan.

Tras las elecciones del 7 de junio, 272 civiles (Suruc – 32, Ankara – 102) habían perdido la vida hasta el 9 de noviembre, según el informe publicado por la Asociación de Derechos Humanos de Turquía. El número total de personas, entre fuerzas de seguridad, paramilitares y militantes del PKK ascendía ya a 602 según el mismo informe.

Miembros de RAMAL, marchando en solidaridad de las victimas de Ayotzinapa La Red Antimilitarista Latinoamericana y del Caribe (RAMALC), presente en la ciudad de México a los 23 días del mes de septiembre de 2015, con representantes de los países Colombia, Ecuador, Venezuela, Chile, Paraguay, Cuba, Brasil, Bolivia, antimilitaristas de Serbia, y Estados Unidos, junto sus pares de México, queremos expresar nuestra solidaridad con las madres, padres familiares víctimas de los 43

En la Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) nos preocupa la seguridad de sus miembros y sus colegas defensores de derechos humanos en Venezuela.

El 13 de mayo, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, difundió públicamente detalles de los preparativos de viaje de Rafael Uzcátegui, miembro de IRG, del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA), y los de Carlos Correa de Espacio Público. La información se difundió en el programa semanal de televisión de Diosdado Cabello, “Con el Mazo Dando”. En este programa, se cuestiona con frecuencia el trabajo de los defensores de derechos humanos y se difunden detalles de su paradero. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha calificado de “bandidos” a los trabajadores de ONG que critican al gobierno, y ha solicitado que se produzca un documentary para ser emitido por televisión que exponga la verdad' sobre el trabajo de las organizaciones de derechos humanos.


Nosotros, organizaciones por la paz y de derechos humanos, declaramos nuestro apoyo y solidaridad con No to Compulsory Military Service Movement (movimiento No al Servicio Militar Obligatorio) y con el objetor de conciencia egipcio, Mark Nabil Sanad. Reprobamos el silencio de las autoridades egipcias con respecto al sufrimiento del objetor de conciencia. Exhortamos a las autoridades egipcias a que le restituyan los derechos civiles y le reconozcan el derecho que tiene a la exención del servicio militar basándose en sus creencias. El 13 de mayo de 2014, Mark Nabil les comunicó a los oficiales del área de reclutamiento de Asiut sus creencias pacifistas y su rechazo al servicio militar. Un oficial de seguridad militar lo interrogó ese día; luego, lo volvieron a interrogar el 15 de mayo de 2014 en la sede principal de Inteligencia Militar en el Cairo. Desde esa fecha, el Ejército egipcio se abstuvo de darle a Mark Nabil cualquier tipo de documentación legal que declarara que él estaba eximido de/ había terminado el servicio militar. Sin tal documento, Mark Nabil está privado de sus derechos legales y constitucionales —los más importantes son el derecho a trabajar, a viajar y a recibir educación—.

Desde el momento que nacen, niñas/os y jóvenes en todo el mundo están expuestos a las fuerzas armadas y a los valores militares que los rodean. Se les enseña que las fuerzas armadas y la violencia pueden resolver los problemas.

A esto le llamamos la militarización de la juventud.


En algunos países, esta militarización es visible y evidente: jóvenes (principalmente, aunque no exclusivamente, hombres) son obligados a unirse al ejército a través del reclutamiento. Esto puede incluir reclutamiento forzado o reclutamiento de niñas/os.

En muchos lugares más, incluso donde el reclutamiento ha sido suspendido o abolido, los gobiernos, traficantes de armas y otros que se benefician con la guerra tienen un interés particular en adoctrinar a jóvenes para que vean las acciones militares como algo positivo, para que – ahora y en el futuro - acepten la guerra, ya sea participando ellas/os mismos, votando por gobiernos que emprendan guerras, permitiendo que sus impuestos se usen en librar guerras. En estos contextos, quienes detentan el poder no reclutan los cuerpos de las/os jóvenes: reclutan sus mentes y su dinero.


 

La Asamblea de la Internacional de Resistentes a la Guerra, reunida en el Ayuntamiento de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, condena enérgicamente el asalto en curso por el ejército israelí contra los palestinos en Gaza y Cisjordania. La Internacional de Resistentes a la Guerra considera toda la guerra un crimen contra la humanidad, y por eso reclama el cese inmediato de las hostilidades, y en particular la agresión repetida por el Estado de Israel contra los palestinos.

Como los opositores de la guerra, también nos oponemos a las causas de la guerra, y en solidaridad con los pueblos oprimidos de todo el mundo. Por consiguiente, pedimos el fin de la ocupación de Palestina y, sobre todo reunido en el edificio de la que Nelson Mandela pronunció su primer discurso después de su liberación de la cárcel-hacemos un llamamiento para el final de todas las formas de apartheid en todas partes.

Subscribe to WRI Statement