Más poder del que imaginamos

en
es

Howard Clark

L@s activistas noviolent@s somos personas que
ponemos una cantidad desproporcionada de nosotr@s mism@s - nuestras vidas,
nuestra energía, nuestra emoción - tratando de crear situaciones
que supongan un cambio. Osman Murat Ülke, el objetor de conciencia turco,
encarcelado varias veces, podría probablemente evitar la
conscripción si quisiera, y podría, con seguridad, evitar tener
que matar a otras personas. Pero en lugar de esto está usando su poder
dentro de él y dentro de su base social para construir algo diferente.

No escogemos una "solución personal", si no que perseguimos una
solución social o incluso universal. De esta manera, por ejemplo,
algunas veces nos arrestan o corremos un riesgo físico al obstruir
programas que generan la muerte - durante unas pocas horas o incluso durante
minutos - y hacemos otra innumerable cantidad de cosas, que puestas en una
balanza pueden ser consideradas socialmente marginales, pero que en ocasiones
tratamos como asuntos de vida o muerte.

La acción noviolenta - ya sea desobediencia civil o trabajo constructivo
- normalmente tiene por objetivo ser contagiosa. Ultimamente esperamos ser
catalizador@s de un fortalecimiento social más general, animando a otr@s
a no comportarse como víctimas si no a mostrar su asertividad como
ciudadan@s activ@s, iniciando un proceso de poder hacia la
reestructuración social desde la base. El poder noviolento no trata
sobre la dominación : es el poder de ser y el poder de hacer. Combina
una sensación de poder personal - poder dentro de - junto con una
voluntad de acción colectiva - poder con - y un deseo de llegar a
ciertas metas - poder en relación con-.

Poder dentro de

Empieza dentro de un@ mism@. La mayoría de la gente se resigna a que las
cosas ocurran "fuera de si mism@s", y la mayoría se adapta a su propia
opresión. No importa qué es lo que lleva a l@s activistas
noviolent@s a rebelarse, a descubrir el poder que llevan dentro, y a mantenerse
en la acción, lo importante es que genera empatía y por todo esto
es digno de ser debatido. Nuestros motivos pueden combinar corazón y
cabeza, amor y odio, frustración y deseo. En algunas ocasiones es
posible encontrar el equilibrio, pero l@s activistas noviolent@s no somos
ángeles - somos seres humanos rebeldes, y podemos hacernos la vida muy
difícil l@s un@s a l@s otr@s. Tod@s nos enriqueceremos si hacemos una
lluvia de ideas en torno a estas dos preguntas :

  • Qué hace que nos compliquemos tanto la vida?
  • Qué nos mantiene en la acción ?

La posición personal, ya sea una toma de decisiones cotidiana sobre
cosas mundanales como la comida, la ropa o el transporte, o una ocasión
donde tú te arriesgas a ser detenid@ o algo peor - está en el
núcleo de la noviolencia. En ocasiones surge cuando te sientes obligad@
a una determinada acción sin haber hecho un cálculo de su
efectividad.

Sin embargo, cuando se trabaja por una transformación, nuestro "poder
dentro de" necesita estar acompañado de "poder con", uniéndonos a
otra gente. De hecho puede ser duro expresar nuestro "poder dentro de" a menos
que lo hagamos de forma colectiva.

Poder con

Las estructuras de un movimiento - y en occidente apuntaría en especial
a la práctica de organizarse en pequeños grupos- pueden tener un
papel de vital importancia a la hora de ayudarnos l@s un@s a l@s otr@s a
encontrar nuestra propia voz, generando un equilibrio personal, y
manteniéndonos en la lucha. Esto significa que hemos de dar una
atención especial a las relaciones y estructuras dentro del
movimiento.

El trabajo en equipo ofrece muchas posibilidades para sobrellevar el miedo, las
inhibiciones y otros bloqueos que nos impidan ver el "poder dentro de" y
además nos ayuda a establecer el equilibrio entre la urgencia de
exponernos a situaciones límite al intentar cuidar de l@s que tienes
más cerca y de cuidarnos a nosotr@s mism@s. En los momentos
difíciles - cuando hay poco espacio para la esperanza y nos sentimos
aislad@s - nos necesitamos mutuamente para poder seguir en la acción. En
general, la tendencia de los movimientos tiene un carácter
cíclico : l@s activistas pueden cansarse o quemarse o llegar a un
punto en el que sus vidas les presentan otras exigencias. Esto puede ser
inevitable pero también los movimientos pueden acelerar su propio
declive y malgastar su propio potencial no prestando suficiente atención
a sus estructuras, olvidando animar a la participación en diferentes
niveles o fallando a la hora de ayudar a la gente a que se adapte a momentos de
cambio. Para much@s de nosotr@s es también importante mostrar
alternativas al modelo jerárquico de organización propio de las
estructuras de poder convencionales. Los rasgos de identidad unen un
movimiento, tanto si es están fundados en valores como en
opresión.

A veces esto se basa en formas externas. Para l@s indi@s durante el movimiento
de independencia de la India, usar ropas hiladas por ell@s mism@s - khadi, a lo
que Nehru llamó "el ropaje de la libertad" - era un símbolo de
unidad en la lucha y de autodisciplina voluntaria. Algunas veces toma formas de
autoafirmación. Slogans tales como "los negro es hermoso" y "encantado
de ser gay" han generado poder para transformar la autoopresión. Cuando
se ha marginado a un grupo de gente - ya sea por su género o su
nacionalidad - y sus logros carecen de visibilidad, su sentido de identidad y
su propia historia y cultura son vitales a la hora de restaurar su
autoestima.

Los rasgos de identidad pueden, desde luego, tener un doble filo. Sin embargo,
para los movimientos basados en una filosofía de la noviolencia, la
identidad no se basa en la exclusión si no en hacer coincidir la
autoestima con el respeto por el/la otr@ ; o, según los términos
de Gandhi, trabajar por la independencia al tiempo que se cuida la
interdependencia. Una fuente generadora de identidad de los movimientos puede
ser la manera en la que se intentan hacer cosas, sus métodos de
acción y formas de organización, su preocupación por se
inclusivos y participativos.

Poder en relación con

Pensando en "el poder con" se debe tener en cuenta cómo hacer alianzas
y con quién. Para algunas personas es suficiente combinar "poder dentro
de" y "poder con", concentrándose en construir nuestra propia fuerza.
Pero la mayoría de los movimientos tienden a generar conflictos :
nuestros objetivos fundamentales normalmente chocan con las estructuras de
poder del sistema y a menudo también con actitudes convencionales.

Por lo que el "poder con" tiene que tratar de manejar cuestiones
estratégicas : ¿desde qué base social estamos llegando a
la acción ?, ¿con qué apoyo contamos para los objetivos
particulares ?, ¿qué partes del poder en la sociedad son
susceptibles de presionar para el cambio?.

Por lo tanto "poder en relación con" - en relación con nuestros
objetivos y la relación con el poder dominante. ¿Qué
ventajas tiene un movimiento noviolento frente a las políticas
inalterables y corporativas del poder institucional ? La respuesta
clásica desde la noviolencia es "el poder de la población yace en
la retirada de su cooperación" - y los movimientos nunca deberían
olvidar que los regímenes se mantienen porque la gente les obedece. En
los tiempos en lo que era más común hablar de una "sociedad
alternativa", también hablábamos sobre cómo hacer del
estado algo superfluo.

Sin embargo, cualquiera que sea la validez que retienen estas respuestas
clásicas, son demasiado generalizadoras para aclarar las necesidades de
la mayoría de los grupos. Un cambio social profundo no se consigue de
manera simple. Es necesario combinar los métodos : de diálogo con
oposición ; de persuasión con presión, de
construcción autogestionada de alternativas con resistencia noviolenta -
y los ritmos de actividad : de periodos tranquilos con dramáticos puntos
clave ; de asunción de riesgos con precaución.

Una cimentación estrategia

Aquí se convierte en algo vital para un movimiento tener un sentido de
la propia efectividad, y que este sentido esté basado en una estrategia
colectiva con temas bien definidos y objetivos claros.

Sin esta estrategia de cimentación es fácil tener
desengaños o falta de efectividad :

  • repetir acciones o actividades sólo porque "me apetece" y
    después descubrir que en un momento dado han dejado de hacerte sentir
    bien ; crear un círculo de gente agradable que se divierte en grupo pero
    que falla a la hora de trascender o de transformar la situación en lo
    más mínimo ;
  • apoyarse en criterios falsos a la hora de evaluar, por ejemplo en
    criterios cuantificables - el número de participantes, la cobertura en
    prensa, el coste causado al oponente, el tiempo de retraso ocasionado a un
    proyecto, los fondos recogidos ;
  • quedarse estancad@s en la técnica .

Existe también el peligro contrario, ser incapaces de reconocer el
éxito. Cuando el objetivo final de un movimiento no se ha conseguido
todavía no significa que no se haya conseguido nada . La estrategia
necesita marcar objetivos intermedios, pequeños pasos en el proceso de
cambio.

Los movimientos deberían ser conscientes del espacio de tiempo que
separa una acción de la evidencia de su impacto. Esto hace referencia
tanto en el micronivel como en el macro. Los movimientos puede haberse
desinflado antes de llegar al momento en el que están cercanos a
conseguir su gran objetivo. Solidarnosc en Polonia nos mostró un claro
ejemplo de este caso : colaboró en poner en marcha un proceso de
erosión del poder del estado el cual condujo a la caída del
régimen tiempo después pero llegado ese momento el grupo
había ya perdido su dinamismo.

Tenemos, como apunta Barbara Deming "más poder del que nos imaginamos".
Un papel central para organizaciones tales como la Internacional de Resistentes
a la Guerra y el del periódico Peace News es revelarnos, a nosotr@as
mism@as y a l@s demás, las fuentes y alcances del poder noviolento -
desde un nivel personal, grupal o social. Y hay pocos criterios más
importantes a la hora de evaluar un movimiento noviolento que nuestra
efectividad al potenciar las capacidades noviolentas en nuestras sociedades.



Howard Clark y Vesna Terselic (coordinadora de la
Campaña Antiguerra de Croacia) se encargan de coordinar el grupo de
trabajo "Noviolencia y Fortalecimiento Social", que ocupará cuatro
mañanas de la trienal de la IRG que tendrá lugar en Porec,
Croacia del 19 al 24 de septiembre.

Traducido por Yolanda Juarros Barcenilla



Add new comment

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.