Corea del Sur paga el precio de gran base militar de EE.UU.

1. Introducción

Las Fuerzas Armadas de EE.UU. han estado estacionadas en la República de Corea (RC) desde 1950. Históricamente su principal función era disuadir cualquier amenaza de guerra de la República Democrática Popular de Corea (RDPC). Sin embargo, la Revisión de Postura Mundial de los EE.UU. cambió el papel de sus Fuerzas Armadas en Corea (USFK) de un ejército estacionado en la península de Corea al de un centro de despliegue rápido capaz de ataques preventivos.

El Plan de Asociación de Tierra de 2002, acordado por RC y los EE.UU. ha reorganizado las fuerzas en menos bases y zonas de entrenamiento, pero más grandes. Las bases anteriormente situadas en la Línea de Demarcación han sido cerradas, pero la expansión de las bases hacia el sur incrementa la capacidad de enviar tropas de élite a otros “escenarios” en Asia. Finalmente, las tareas de combate en tierra han sido transferidas al ejército de la RC, reduciendo la probabilidad de bajas estadounidenses. En 2003 la Segunda División de Infantería de EE.UU. fue trasladada al sur desde Yongsan a Camp Humphreys en Pyeongtaek, mientras que por el Acuerdo de Reubicación de Bases de EE.UU. de 2004, el gobierno de la RC se encargó de la expulsión de los granjeros por la fuerza (que llevó a cabo en 2005-2006).

2. Situación actual de la reubicación de bases

El Acuerdo de Reubicación de 2004 tiene un retraso de cinco años respecto a los planes debido a las resistencias locales y los sobrecostes. Las autoridades locales se oponen a la decisión de EE.UU. de elevar el nivel del terreno alrededor del campo- que hace necesario el allanado de colinas y la traída de más de un millón de camiones de tierra de relleno. Mientras tanto, los gastos ya superan las estimaciones iniciales de 10 millones de dólares estadounidenses – por eso los EE.UU. quieren que la RC incremente su aportación en un 55%.

3. Ampliación de las zonas de entrenamiento, campos de tiro y uso intensivo – los daños se extienden.

1) Zonas de entrenamiento

Las bases de EE.UU. en la zona norte de Gyeonggi-do están siendo abandonadas, pero las zonas de entrenamiento y campos de tiro de uso exclusivo de la USFK están siendo ampliadas – en el Complejo Rodríguez, en la zona de entrenamiento de Dagma Norte y el Campo Story se entrenan tropas con destino a Iraq y Afganistán. Debido a las contínuas maniobras y ejercicios militares han surgido problemas de seguridad y los habitantes de los alrededores se quejan de los crecientes niveles de ruido y vibraciones del suelo.

Los habitantes cercanos al ahora cerrado Campo de Tiro de Maehyang-ri piden indemnizaciones por los daños sufridos. En agosto de 2008 un informe sobre salud mental registró un ratio de suicidios mucho mayor que el nacional y también una mayor incidencia de afecciones psicológicas. Aunque ningún gobierno ha prestado ninguna atención a la salud mental de los civiles que viven cerca de campos de entrenamiento, es probable que dichas consecuencias continúen después de que los campos de tiro o entrenamiento hayan sido cerrados.

El uso conjunto de los campos de entrenamiento ha obligado al incremento de las zonas de entrenamiento de la RC para que sean usadas por la USFK – la zona de entrenamiento de Mugun-ri (zona de entrenamiento Puentes Gemelos) se ha duplicado. Desde octubre de 1997, esta zona de entrenamientos ha sido utilizada por la USFK 13 semanas al año (91 días).

Bases de EE.UU. en CoreaBases de EE.UU. en Corea

2) Construcción del cinturón de la costa oeste – refuerzo de las bases aéreas

Traslado de bases de la DMZ a Pyeongtaek: la USFK se prepara para rápidas ofensivas y refuerzo de las fuerzas defensivas contra la RDPC, mientras al mismo tiempo apunta a China. Pyeongtaek, en el extremo oriental de la península de Corea, está próximo a China. Cercano a la base aérea de Osan y la Base Naval de la RC y sus puertos, y conectada con las líneas de ferrocarril y autopistas, está situada en un lugar ideal para ser un centro militar y ahora cuenta con unidades de misiles Patriot y PAC-3 (Capacidad Patriot Avanzada)

En la costa oeste, las bases aéreas estadounidenses se conectan formando una línea estratégica hacia el sur desde Seúl – Suwon, Pyeongtaek, Kunsan y Cheongju, además del Campo de Tiro de Chik-do en el océano situado frente a la base aérea de Kunsan.

La contaminación acústica se ha incrementado drásticamente con la llegada de escuadrones de la USAF (Fuerza Aérea Estadounidense) hacia Kunsan desde todas partes para maniobras intensivas: en 2007 desde Hollomon, Nuevo México, y desde Aviano, Italia; en 2008 desde Shaw, Carolina del Sur. En las maniobras conjuntas “Max Thunder” de la USAF y la RC en junio de 2008 participaron fuerzas con base en Kunsan, Okinawa, Guam y Idaho.

Es difícil demostrar científicamente una relación de causa-efecto entre el ruido de los aviones en la zona de Kunsan y varios problemas de salud en humanos o las muertes repentinas del ganado. Sin embargo, las pruebas se acumulan.

3. Cargando a Corea los gastos de la reubicación de las bases

El SOFA (Acuerdo sobre el Estatus de las Fuerzas Armadas Estadounidenses) proporciona terrenos para las bases y zonas de entrenamiento sin coste alguno. Tampoco se pagan algunos impuestos y tasas de autopistas, algunos servicios públicos cobran tasas concesionarias, mientras que otros son gratuitos.

Desde 1991, los EE.UU. han recibido ayuda de la RC por los gastos de construcción de las instalaciones militares señaladas por el Acuerdo de Medidas Especiales (SMA). El SMA se renueva cada 2 ó 3 años y la RC siempre comparte las crecientes cargas. El dinero no gastado por la SMA debería ser devuelto a la RC. En vez de esto, desde 2002, la USFK se queda este excedente en un fondo especial que acumula ya 10.000 millones de dólares estadounidenses. Conforme al SMA, la RC pagó 725,5 millones en 2007 y 741,4 millones en 2008 a la USFK y los EE.UU. siguen pidiendo más.

En resumen, la RC está asumiento casi todos los costes de la reubicación de las bases de EE.UU a través de los pagos combinados bajo la SMA y la asignación acordada del 55% según el Acuerdo de Reubicación de Bases.

4. Desatención a los daños medioambientales en las bases devueltas.

En 2007, 23 bases fueron devueltas a la RC por el Acuerdo de Reubicación – pero sin tratamientos rigurosos de descontaminación. Los EE.UU. ignoran las leyes de la RC, aplicando sus estándares de Riesgo Conocido Inminente y Sustancial para la salud humana. En algunos lugares los niveles de contaminación son cien veces mayores que los límites legales coreanos.

El SOFA entre los EE.UU. y la RC ha sido un acuerdo desigual con graves costes para la RC. Sin embargo, gracias a los contínuos esfuerzoa y campañas de organizaciones cívicas de la RC, algunos aspectos del SOFA han sido modificados. El enmendado SOFA incluye una cláusula sobre daño medioambiental producido por usos militares, que exige a la USFK que limpie la contaminación antes de transferir las bases que están siendo cerradas.

Octubre de 2008
National Campaign for Eradication of Crimes by US Troops in Korea
(Campaña nacional para la erradicación de los crímenes de las tropas estadounidenses en Corea)