Mapuches y el conflicto con la industria forestal

En el sur de Chile, la industria forestal –patrocinada por el Estado– constituye una amenaza para la ecología y la cultura de la región. Ya en los primeros tiempos del colonialismo, los españoles intentaron despojar a los mapuches de sus tierras. Hoy, las plantaciones comerciales de pino y eucalipto amenazan la flora y la fauna autóctonas, además de contaminar el agua y provocar períodos de escasez que impiden el cultivo de otras cosechas. Algunos grupos mapuches han recurrido a protestar contra ello quemando camiones y bosques de las forestales, por lo que son severamente castigados bajo la legislación “antiterrorista” de la era Pinochet, con condenas a prisión de hasta diez años y un día. En 2003, un joven mapuche llamado Alex Lemu fue asesinado por un comandante de policía que hoy en día no sólo sigue en activo, sino que ha sido ascendido. A comienzos de este año, un policía mató a otro joven mapuche –Matías Catrileo– cuando participaba en una recuperación de terrenos del terrateniente, Jorge Luchsinger. El asesino fue arrestado pero hoy ya está de nuevo en libertad. El año pasado, la policía mató a Rodrigo Cisternas, un empleado de una empresa forestal que luchaba por mejores salarios. Cuando la compañía forestal Mininco amenazó en 2005 con destruir uno de los sitios ceremoniales de los mapuches, contrataron a una empresa de seguridad privada para enfrentarse a los manifestantes, cuyos guardias no tuvieron ningún reparo en atropellar a un manifestante de 15 años de edad, Zenen Diaz Necul. En la actualidad, las comunidades mapuches se ven hostigadas por la fuerza policial y por las empresas de seguridad privadas, de tintes paramilitares, y viven como si estuvieran bajo ley marcial, impuesta por las forestales en connivencia con el Estado. Algunas de estas compañías y fundos son: CMPC – Mininco (grupo Matte) Arauco – Celco (grupo Angelini), BOSQUES ARAUCO y BIO BIO, Forestales Santa Ana Ltda, Fundo Poluco Pidenco de la Comuna Ercilla, Las Tejas, El Manzanito, Llanos de Charrua, Unihue, por nombrar tan sólo algunos. Para mayor información: http://redchem.entodaspartes.org/