Iniciativa Global contra Especuladores de la Guerra

Uno de los pilares principales que mantiene a la guerra y al militarismo es el económico. Es durante tiempos de guerra cuando corporacion relacionadas con la guerra realizán sus grandes ganancias. En África esto se hace muy evidente, donde los gobiernos qué están “promoviendo la paz” para la región, al mismo tiempo facilitán el comercio de armas pequeñas y la explotación de sus recursos naturales. Las armas pequeñas ilegales son una gran amenaza a la seguridad, a lo largo del centro y este de África, promoviendo el crímen al mismo tiempo que avivando y prolongando los conflictos.

Las armas pequeñas y ligeras, como rifles de asalto, son de gran utilidad para para guerras irregulares que todavía existén en la región ya que son baratas, fáciles de usar, accesibles y duraderas. Los tres principales países exportadores de armas pequeñas durante el 2006 fueron: Los USA USD $533.000.000, Rusia USD $130.000.000 y China USD $100.000.000.

La Campaña de Control de Armas, iniciada por Amnistía Internacional, Oxfam e IANSA, estima que hay más de 600 millones de items de armas pequeñas en circulación, y que más de 1135 compañias basadas en más de 98 diferentes países están produciendo armas pequeñas como también sus variados componentes y municiones. La explotación de recursos naturales especialmente de minerales en África es también una forma de especular con la guerra. En muchos casos, estas explotaciones traen consigo desplazamientos forzados de personas y empeora los conflictos locales, como sucede en el Congo.

La IRG está desarrollando una Iniciativa Global contra los Especuladores de la Guerra, con el objetivo de coordinar y apoyar campañas locales contra especuladores de la guerra a un nivel internacional. Durante el FSM estaremos realizando un taller sobre especuladores de la guerra con una mirada especial en Africa.