Editorial

Felicitamos a la Campaña Contra el Comercio de las Armas (CAAT por sus siglas en inglés) y a The Corner House, por su triunfo en la corte en Gran Bretaña, la cual decidió que la Oficina de Fraudes Serios (SFO por sus siglas en inglés) actuó fuera de la ley cuando detuvo una investigación de corrupción sobre venta de armas a Arabia Saudita por BAE Systems.
Al mismo tiempo el hecho de que un documental sobre el comercio de armas fuera censurado, también en Gran Bretaña, muestra el nivel del impacto que ha tenido la campaña Smash Edo.

La campaña permanente contra la feria de armamento en Paris (Eurosatory) y la conferencia de la Red Global Contra Armas Nucleares del Espacio, son también motivos para ser optimistas.
La Campaña Desarmemos el Presupuesto en Paraguay, es un buen ejemplo de un compromiso a largo plazo por el desarmamento, asi como los esfuerzo para boycotear ExxonMobil, muestran como el público en general puede tener un impacto contra estas coorporaciones.

No decimos que solo tienes que actuar si es que tienes un plan a largo plazo o planeada una gran campaña, ya que aquello en muchas ocasiones te impedirá de actuar, pero si reconocemos la importancia de mantener la presión contra estos especuladores de la guerra, por todo el tiempo que sea necesario, buscando formas para aumentar la presión contra estas coorporaciones y buscando formas creativas para lograr el impacto que deseas.

La cooperación internacional puede traer nuevos elementos a tu campaña, ayudandote a analizar con un panorama más amplio, mirando como estas mega-corporaciones y los gobiernos están actuando de forma transnacional, pero también para ayudarte por medio de aprender de otras experiencias de campañas y buscando posibles áreas de cooperación.

Javier Gárate