Los Testigos de Jehová y la Objeción de Conciencia en Corea del Sur

Young-il Hong

La Historia de la objeción de conciencia en la Península de Corea se remonta a 1939.

Cuando en Junio de es mismo año 21 Testigos de Jehová que habían rechazado el servicio militar fueron arrestados. La ola de arrestos comenzó recorriendo Taiwan el 22 de junio y Corea el 29 de junio. En Corea solamente, 33 Testigos de Jehová fueron acusados. Desde 1939 y hasta el fines de la Segunda Guerra Mudial la mayoría de los Testigos de Jehová que vivían en Corea fueron arrestados por su objeción de conciencia.

Poco después de finalizada la segunda Guerra Mundial, la Península de Corea fue divida en Norte y Sur. La guerra en Corea comenzó el 25 de junio de 1950 y duró tres años. Nuevamente, los Testigos de Jehová rechazaron el servicio militar tanto en Corea del Norte como en Corea del sur, y lo hicieron en tanto objetores de conciencia.

Durante los años 1950 y 1960, los objetores de conciencia eran arrestados por varios meses, llegando hasta un año. Un encarcelamiento usualmente los liberaba de ser llamados a cumplir con el servicio militar nuevamente. Sin embargo, debido al antecedente criminal, se encontraron también expuestos a la discriminación social al buscar trabajo. El gobierno militar, que tomó el poder el 16 de mayo de 1961, ejerció presión sobre la sociedad Coreana. Las Fuerzas de Reserva Regional, establecidas el 27 de diciembre de ese mismo año, fueron intensificadas. Los exsoldados que se habían unido a los a Testigos de Jehová y que se convirtieron en OC recibieron por esa razón castigos físicos y multas.

Las pesadas multas y los repetidos juicios hicieron imposible para los objetores de conciencia llevar vidas normales y ganarse la vida.El 22 de julio de 1969 la Corte Suprema de Corea del Sur resolvió en el caso de la objeción de conciencia: "La así llamada objeción de conciencia no está contemplada dentro de la categoría de libertad de conciencia garantizada en el Artículo 17 de la Constitución" Con el comienzo de los años 70, el gobierno militar comenzó a presionar a los OC de diferentes maneras. Los Testigos de Jehová jóvenes eran llevados a los campamentos a realizar entrenamiento militar en forma ilegal.

En el año 1970 comezaron los entrenamientos militares en las escuelas secundarias. Los Testigos de Jehová que rechazaban estas prácticas eran duramente golpeados y sancionados. También eran forzados a dejar la escuela. Con el incremento de la discrimi nación social y la cada vez más brutal opresión en los años 70, aún a la parcial objeción al servicio militar que acepta un servicio sin combate y rechaza el servicio militar en días sabáticos, como es práctica de muchas religiones, no fue permitida.

Desde 1960 la Corte Suprema no ha reconocido la objeción de conciencia de los Testigos de Jehová. El 23 de julio de 1985 y el 14 de septiembre de 1992, la Corte Suprema falló contra los objetores de conciencia repitiendo el fallo del 22 de julio de 1969. Lo desconcertante es que aquella decisión no plantea el por qué la OC no está contemplada dentro de la categoría de libertad de religión y conciencia.

En 1994, cuando la guerra fría disminuyó y el servicio militar fue reducido de 30 meses a 26 meses, Artículo 44 del código militar, la sentencia para el castigo por objeción de conciencia, aumentó la pena máxima de dos a tres años. A pesar del brutal tratamiento y el aumento de las sentencias bajo gobiernos militares, el número de Testigos de Jehová está creciendo (ver el gráfico).

Con el proceso de democratización, la sociedad coreana ha desarrollado una visión más tolerante sobre los OC. En el año 2002, el servicio militar obligatorio impuesto ilegalmente por el gobierno militar tuvo su final, y los OC que están siendo ahora tratados en cortes cíviles reciben sentencias más cortas.

Además, el 29 de enero de 2002, un juez de incumbencia apeló ante la Corte Suprema para que se reviera un caso de OC defendiendo la demanda de un defendido contra la presente ley del servicio militar, de que el no reconocimiento de la objeción de conciencia podría ser anticonstitucional.

Más de 10,000 Testigos de Jehová han sido sancionados por la objeción de conciencia. El número de Testigos de Jehová OC en prisión, desde el 15 de septiembre de 2003, es de 767. Como Corea del Sur ha estado implementado una estricta ley de servicio militar, la objección de conciencia se han convertido en la marca distintiva de los Testigos de Jehová en Corea. Los OC han sido apenas encontrados en otras organizaciones religiosas.

Young-il Hong es Testigo de Jehová y vive en Corea del Sur