Lo que hace a una campaña noviolenta

Volver al indice

Demonstration at SOADemonstration at SOASi es que una campaña incluye o no un claro compromiso con la noviolencia los pasos básicos para la mayoría de las campañas son los mismos tanto si incluye como si no un claro compromiso con la noviolencia: búsqueda y recogida de información, educar y formar, desarrollar una estrategia.¿Qué es lo distintivo entonces de una “campaña noviolenta”? Desde luego es más que simplemente no ser violento.

Muchas organizaciones y campañas comprometidas con la noviolencia tienen declaraciones de sus principios noviolentos que explican sus perspectivas. La declaración de Principios de la IRG describe lo que queremos decir cuando decimos que abrazamos la noviolencia:

“La noviolencia puede combinar la resistencia activa, incluyendo la desobediencia civil, con el diálogo; puede combinar la no cooperación – retirar el apoyoa un sistema de opresión – con el trabajo de construir alternativas en positivo. En ocasiones, y como forma de comprometerse en el conflicto, la noviolencia intenta aportar elementos de reconciliación: reforzar el tejido social, dar poder a quienes se encuentran en los márgenes de la sociedad e implicar a gentes de distintos bandos a la hora de buscar una solución. Aún cuando no sea posible alcanzar tales objetivos de modo inmediato, nuestra noviolencia nos mantiene firmes en la determinación de no destruir nuna a otras personas.(http://wri-irg.org/es/statemnt/sop-es.htm)

La lista siguiente identifica principios específicos asociados a la noviolencia. Mientras que algunos de ellos se pueden encontrar en campañas que no se identifican como noviolentas, la combinación de estos principios hace que una campaña noviolenta.

Principios de la Acción Noviolenta

Estos principios se elaboraron a través de un proceso de colaboración entre formadores de noviolencia de los Estados Unidos y el comité editorial de este Manual. Os animamos a que uséis esta lista para estimular el diálogo en vuestro grupo. Usad el ejercicio “Barómetro de valores” (p. X) para ayudar al grupo a entender dónde están sus miembros en relación a los principios de la noviolencia. Si hay grandes diferencias tenéis que hablar de cómo afectará esto a vuestras campañas noviolentas. El uso de directrices noviolentas puede ser la mejor manera de definir vuestros acuerdos como grupo (al menos para los fines de vuestra campaña).

  • Reconocemos el valor de cada persona. Esto es fundamental: reconocer la dignidad y la humanidad de uno mismo y de los otros. Nos negamos a maltratar a nuestro oponente como si fuera un enemigo.
  • Reconocemos que todos tenemos parte de verdad; que nadie la tiene por entero. Nadie está totalmente en “lo cierto” ni totalmente “equivocado”. Nuestras reuniones informativas de campaña, formaciones y acciones deberían reflejar este principio.
  • Nuestras acciones enfatizan la apertura para promover la comunicación y los procesos democráticos. Trabajamos para que los procesos expresen “poder con” no “poder sobre” los otros. Es importante que todos los que forman parte de la campaña salgan fortalecidos. Promovemos estructuras democráticas (internamente y externamente) a fin de maximizar la autodeterminación.
  • Nuestros medios (comportamientos y acciones) son coherentes con nuestros fines: afirmación de la vida, oposición a la opresión y la búsqueda de la justicia, valoración de cada persona. Nuestra estrategia debe estar basada en este principio. No podemos justificar una “victoria” obtenida a través de métodos violentos ni engañosos.
  • Estamos dispuestos a sufrir antes que provocar sufrimiento. El rechazo a provocar sufrimiento está basado en el valor de cada persona y es una estrategia que atrae atención sobre nuestro compromiso y a nuestra causa. No responderemos violentamente si nos atacan. Reconocemos que la cárcel puede ser una consecuencia de nuestras acciones; llenar las cárceles puede ser una estrategia.
  • Nos comprometemos a prepararnos para la acción noviolenta de acuerdo a estas directrices que hemos acordado. Si es necesario intentaremos organizar sesiones orientadoras o talleres sobre la noviolencia para entender mejor y practicar este compromiso.

Directrices noviolentas

Volviendo al Código de Disciplina desarrollado por Gandhi en 1930 muchas campañas han desarrollado “directrices noviolentas” con las que todos los participantes tienen que estar de acuerdo. Las directrices noviolentas no son lo mismo que los principios noviolentos. Son acuerdos sobre cómo se comportarán los participantes en una acción. Pueden estar descritos en términos muy prácticos (“No llevaremos armas”) o quizá en términos más filosóficos (Nos reuniremos de tal manera que refleje el mundo que elegimos crear”).

No se debería asumir que estamos de acuerdo en lo que queremos decir con “noviolencia” y por qué la elegimos. Incluso en un pequeño grupo, aparentemente homogéneo, una discusión puede sacar a la luz diferentes interpretaciones y varios niveles de compromiso con la noviolencia. Las directrices noviolentas dejan claro lo que se espera e imprimen marcan un espíritu no violento para la acción. En medio de una acción es fácil que el tono de una multitud se mueva en la dirección de abuso verbal e incluso de violencia. Infiltrados policiales pueden intentar desacreditar a un grupo animando a la gente a que actúe violentamente. Los acuerdos noviolentos y la formación noviolenta pueden hacer que un gran número de gente participe en una campaña de forma noviolenta, incluso aunque tenga poca experiencia en esta área. Aunque el nivel de compromiso de los organizadores con los principios de la noviolencia sea muy fuerte, y aunque la estrategia de la campaña esté muy bien organizada, es crucial que los participantes en las manifestaciones y las acciones de desobediencia civil reflejen los principios de la noviolencia para que sea una campaña noviolenta efectiva.

Ejemplos de directrices noviolentas: